El cometa ISON parece haber sobrevivido a su encuentro con el sol


images

El cometa ISON entró en los anales de la historia de la astronomía en la noche del 28 de noviembre, cuando pasó cerca del Sol y, las últimas actualizaciones sugieren que resurgió al otro lado, después de que muchos observadores del cielo lo habían dado por muerto.

Aún así, las imágenes más recientes indican de que la mayor parte del núcleo de ISON se desintegró a medida que el cometa se acercó al Sol, dejando sólo una pequeña posibilidad para que sea posible verlo a simple vista en el hemisferio norte en las próximas semanas.

El análisis de la luz que proviene de ISON determinará si se ahora se trata sólo de un chorro de polvo y gas, o si alguna porción significativa sobrevivió, dice Gerhard Schwehm, experto en cometas de la Agencia Espacial Europea con sede en Noordwijk, Países Bajos y ex jefe de la División de Operaciones de Ciencia del Sistema Solar de la ESA. “Ya sea que sólo hay una pequeña porción, o el núcleo está realmente totalmente desintegrado, acabamos de ver los restos del cometa”, dice.

El futuro de ISON aún no está claro, pero ya se ha puesto patas arriba el conocimiento científico de estos cometas . ISON hacía su primer y posiblemente único viaje desde los profundos y helados confines del Sistema Solar exterior, hasta el horno de la corona exterior del Sol. Nunca antes los investigadores siguieron a un cometa de forma tan prístina tan cerca del sol. ardiente. La radiación y las poderosas fuerzas gravitacionales golpearon y estiran la ‘bola de hielo sucio “-como los cometas son llamados a veces en referencia a su composición- cuando se acercaba a la estrella.

Las imágenes de los satélites de observación inicialmente mostraron a ISON como había aparecido desde hace meses: un núcleo sólido seguido de una amplia cola de polvo e iones.

Pero a medida que ISON se acercaba a la estrella, las cosas se pusieron más confusas. Los análisis de la luz capturada por las sondas gemelas STEREO de la NASA parecían demostrar que el cometa crecía en intensidad. A continuación, las imágenes del Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, que debería haber capturado a ISON en su punto más cercano al Sol, no mostraron absolutamente nada. Después, el Observatorio Solar y Heliosférico vio un débil resplandor en el otro lado del Sol, en una trayectoria donde se habría esperado que el cometa apareciera. Parecía una marca de spray.

Si cualquier porción considerable de ISON permanece intacta se determinará en las próximas horas y días. Karl Battams, astrofísico en el Laboratorio de Investigación Naval en Washington DC que se especializa en este tipo de cometas solares, resumió el asombro y la frustración de muchos. En Twitter, después de un largo día de cambios conflictivos, escribió que él y un colega habían “mirado, literalmente, un par de miles de cometas solares y nunca habían visto un comportamiento como el de ISON.

Astrónomos rusos descubrieron ISON en septiembre de 2012 mediante el uso de la Red Internacional Científica Óptica. La investigación sugiere que hace millones de años, una estrella de paso lanzó fuera un depósito de los cometas, mucho más allá de Plutón.

No existe una definición estricta de estos cometas solares, y la mayoría por lo que se sabe, son mucho más pequeños que ISON. Tal vez la analogía más cercana es el cometa Lovejoy, que en 2011 pasó a través de los tramos superiores de la atmósfera solar y salió casi intacto. Lovejoy se desintegró varios días más tarde, proporcionando una hermosa vista en el cielo del hemisferio sur. Otro cometa similar, el Ikeya-Seki, se rompió en fragmentos después de volar más allá del Sol en 1965.

Los científicos expertos en cometas han argumentado durante meses que ISON sobreviviría a su paso a tan sólo 1,2 millones de kilómetros del Sol. Su tamaño relativamente pequeño, no más de aproximadamente un kilómetro de diámetro, sugirió que podría ser particularmente vulnerable a la interrupción.

Basado en el análisis fotométrico de brillo del cometa, Battams dice que parece que un “trozo” haya sobrevivido, pero es imposible determinar su tamaño con los instrumentos disponibles. “Preferiríamos tener un día más antes de especular sobre el futuro de este objeto, ya que existe la posibilidad de que se trate de un conjunto disperso de escombros que se desvanecerá rápidamente. Dicho esto, en este momento parece que se comporta como un cometa “, dice.

A pesar de que nadie sabe realmente lo que pasó con él todavía, ISON es probablemente el cometa más observado jamás.

Autor: Alexandra Witze y Elizabeth Gibney

Enlace original: Remnants suggest comet ISON still going

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s