Un nuevo candidato a dinosaurio más grande


a-DREADNOUGHTUS-640x468

Un equipo de científicos ha descubierto y descrito una nueva especie gigantesca de dinosaurio con el esqueleto más completo que se ha encontrado de su tipo. Con sus 26 metros de largo y con un peso de aproximadamente 59 toneladas, el Dreadnoughtus schrani es el animal terrestre más grande del que se puede calcular su masa corporal. Su esqueleto está excepcionalmente completo, representando más del 70 por ciento de sus huesos, incluyendo la cabeza. Ya que de los todos los dinosaurios gigantes descubiertos previamente solo se conocen por restos relativamente fragmentados, el Dreadnoughtus nos ofrece una ventana sin precedentes para conocer la anatomía y biomecánica de los animales más grandes que han caminado alguna vez sobre la tierra.

“El Dreadnoughtus schrani fue asombrosamente enorme,” según Kenneth Lacovara, profesor adjunto en la Drexel University en Filadelfia quien descubrió el esqueleto fósil de Dreadnoughtus en el Sur de la Patagonia en Argentina y dirigió al equipo estadounidense y argentino de excavación y análisis. “Pesaba tanto como una docena de elefantes africanos o más de siete T. rex. Sorprendentemente, la evidencia esquelética muestra que cuando este espécimen de 59 toneladas métricas murió, no había terminado de crecer. Es con mucho el mejor ejemplo que tenemos de cualquiera de las criaturas más gigantes que alguna vez hayan caminado sobre la tierra.”

El equipo publicó la descripción detallada de su descubrimiento, definiendo el género y la especie Dreadnoughtus schrani, en la revista Scientific Reports de Nature Publishing Group. El dinosaurio nuevo pertenece a un grupo grande de herbívoros conocidos como titanosaurios. El fósil fue desenterrado a lo largo de cuatro temporadas de campo desde 2005 hasta 2009 por Lacovara y un equipo que incluye a Lucio M. Ibiricu, del Centro Nacional Patagónico en Chubut, Argentina y a estudiantes y técnicos de la Drexel University y el Laboratorio de Paleovertebrados de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Los coautores del artículo también incluyen al Rubén D. Martínez, de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, y a Fernando E. Novas del Museo Argentino de Ciencias Naturales en Buenos Aires.

“El proyecto conjunto entre el equipo de Drexel y la Universidad Nacional de la Patagonia en Comodoro Rivadavia, que resultó del descubrimiento y la descripción de Dreadnoughtus schrani, fue un modelo de cooperación,” según el Dr. Martínez. “Nuestro experimentado equipo trabajó al lado de nuestros colegas estadounidenses para extraer los restos de este nuevo gigante de Gondwana en una localidad lejana en la Patagonia. Por este esfuerzo, fuimos recompensados con una valiosa información acerca de esta nueva especie de titanosaurio,” agrega Martínez.

El Dr. Ibiricu, coautor del estudio, se graduó del Laboratorio de Paleovertebrados de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, antes de viajar a los Estados Unidos para completar su doctorado. en paleontología. Ibiricu pasó años estudiando la sección de la cola del Dreadnoughtus. “Este dinosaurio posee una cola inmensamente poderosa y es uno de los animales antiguos más interesantes y que más información ofrece de todos los que me he encontrado,” dijo. El Dr. Ibiricu ahora científico del CONICET en el Laboratorio de Paleontología del Centro Nacional Patagónico, Provincia de Chubut.

Más de cien elementos del esqueleto de Dreadnoughtus están representados en el espécimen tipo, incluyendo la mayoría de las vértebras de la cola de 8.7 metros de largo, una vértebra del cuello con un diámetro de más de un metro, la escápula, numerosas costillas, dedos del pie, una garra, una pequeña sección de la mandíbula y un único diente, y, más notable y útil para calcular la masa del animal, casi todos los huesos de las extremidades posteriores y anteriores incluyendo un fémur de más de 1.91 metros de altura y un húmero. Un individuo más pequeño con un esqueleto menos completo también fue desenterrado en el sitio.

El ‘patrón dorado’ para calcular la masa de los cuadrúpedos (animales de cuatro patas) está basado en medidas tomadas del fémur (hueso del muslo) y del húmero (hueso superior del brazo). Ya que el espécimen tipo de Dreadnoughtus incluye ambos de estos huesos, se pudo estimar con fiabilidad su peso. Antes de la descripción del espécimen de Dreadnoughtus schrani de 59 toneladas métricas, otro gigante de la Patagonia, el Elaltitan, tenía el título de dinosaurio con el mayor peso calculable con sus 42.8 toneladas métricas, basado en un estudio reciente.

En general, los huesos del espécimen tipo de Dreadnoughtus schrani representan aproximadamente el 45.3 por ciento del esqueleto total del dinosaurio, o hasta el 70.4 por ciento de los tipos de huesos en su cuerpo, excluyendo los huesos del cráneo. Esto es mucho más completo que todos los dinosaurios titanosaurios gigantes descubiertos previamente.

“Los titanosaurios son un grupo extraordinario de dinosaurios, con especies que iban desde el peso de una vaca hasta el peso de un cachalote o más. Pero los titanosaurios más grandes han permanecido como un misterio porque, en la mayoría de los casos, sus fósiles están muy incompletos,” según Matthew Lamanna, coautor y paleontólogo del Carnegie Museum of Natural History en los Estados Unidos.

Por ejemplo, el famoso Argentinosaurus tal vez tenía una masa mayor que la de Dreadnoughtus, pero se conoce solamente gracias a media docena de vértebras provenientes de la mitad de su espalda, un hueso de la pierna inferior y algunas otras pocas piezas fragmentarias; dado que el espécimen carece de huesos de las extremidades superiores, no existe ningún método fiable de calcular su masa definitiva.

“Con un cuerpo del tamaño de una casa, el peso de una manada de elefantes, y una cola convertida en arma, Dreadnoughtus no le hubiera temido a nada,” según Lacovara. “Eso me recuerda una clase de buques de guerra de principios de siglo XX llamados acorazados “dreadnought”  (no teme a nada, en inglés), que eran enormes, acorazados y virtualmente impenetrables.”

Como resultado, Lacovara escogió el nombre “Dreadnoughtus,” que significa “no teme a nada.” El nombre “Dreadnought” también se deriva de una clase de buque de guerra de principios del siglo veinte, dos de los cuales, ARA Rivadavia y ARA Moreno, eran parte de la Armada Argentina.

“Yo creo que es hora de que se le de el merecido crédito a los herbívoros por ser las criaturas más fuertes de su ambiente,” dijo. El subnombre de la especie, “schrani,” fue escogido en honor al empresario estadounidense Adam Schran, quien brindó apoyo a la investigación.

Para crecer al tamaño del Dreadnoughtus, un dinosaurio tendría que comer cantidades masivas de plantas. “Imagine que su única obsesión en la vida fuera solo comer,” dijo Lacovara, describiendo el estilo de vida potencial del Dreadnoughtus, quien vivió hace aproximadamente 77 millones de años en los bosques templados del extremo Sur de Sudamérica.

“Cada día se trataba de consumir suficientes calorías para nutrir un cuerpo del tamaño de una casa. Imagino que su día a día consistía en gran medida en estar de pie en un solo lugar,” según Lacovara. “Si se posee este cuello de 12.3 metros de largo balanceado atrás por una cola de 8.7 metros. Sin mover sus piernas, se tiene acceso a una enorme área potencial alimenticia de árboles y hojas de helechos. Se pasaría alrededor de una hora vaciando este pedazo de vegetación que contiene miles de calorías, y luego se dan tres pasos a su derecha y pasa las siguientes tres horas vaciando otra area.”

Un Dreadnoughtus adulto probablemente era demasiado grande como para temerle a ningún depredador, pero igual hubiera sido un blanco para carroñeros después de morir de causas naturales o por desastres ambientales. El equipo de Lacovara descubrió unos pocos dientes de terópodos –dinosaurios depredadores o carroñeros más pequeños– entre los fósiles del Dreadnoughtus. Sin embargo, la naturaleza completa y articulada de los dos esqueletos es una evidencia de que estos individuos fueron enterrados en sedimentos rápidamente antes que sus cuerpos se descompusieran por completo. Basándose en los depósitos sedimentarios del lugar, asegura Lacovara. “Estos dos animales fueron enterrados rápidamente después que un río se inundara y rompiera su dique natural, convirtiendo el suelo en algo parecido a arenas movedizas. El enterramiento rápido y profundo del espécimen tipo de Dreadnoughtus explica que se encontrara tan extraordinariamente completo. Su desdicha fue nuestra suerte.”

Artículo Original

Un pensamiento en “Un nuevo candidato a dinosaurio más grande

  1. Pingback: Un nuevo candidato a dinosaurio más grande | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s