Una enana marrón fría como el hielo


pia18001-main-580x326

Una enana marrón que es tan fría como el Polo Norte terrestre ha sido descubierta acechando muy cerca de nuestro Sistema Solar. El astrónomo Keven Luhman de la Universidad Estatal de Pensilvania se sirvió del Explorador de Campo Amplio de Infrarrojo de la NASA  (WISE) y del Telescopio Espacial Spitzer para detectar la temperatura del objeto y su distancia. Esta es la enana marrón más fría encontrada hasta ahora, y está a tan sólo 7,2 años luz de distancia, por lo que es el séptimo objeto más cercano al sol.

“Es muy emocionante descubrir un nuevo vecino de nuestro Sistema Solar que está tan cerca”, dijo Luhman en un comunicado de prensa .

Las enanas marrones surgen cuando las nubes de gas y polvo colapsan. Pero a diferencia de las estrellas, nunca crecen lo suficientemente o son lo bastante calientes como para iniciar la fusión nuclear en su interior. Viven sus vidas siendo menos masivas que las estrellas, pero más masivas que los planetas gigantes gaseosos. Así se queman siendo calientes al principio, para luego irse enfriando. Y esta enana marrón recientemente descubierta es tan fría como el hielo. Literalmente.

WISE inspeccionó todo el cielo dos veces en su corta vida útil de 14 meses, mirando a objetos más fríos, que irradian luz infrarroja, pero que a menudo permanecen invisibles a la luz visible. Vio asteroides fríos, nubes de polvo, discos proto-planetarios, galaxias distantes y cientos de enanas marrones.

Pero uno de estos objetos -conocido como WISE J085510.83-071.442,5- se movía con rapidez, lo que sugería que estaba muy cerca del Sistema Solar. Todas las estrellas orbitan alrededor de la Vía Láctea, con movimientos aparentes vistos en una escala de tiempo de cientos de años. Las estrellas cercanas al Sol, sin embargo, pueden verse con el más leve de los movimientos en el plazo de unos pocos años. Este objeto parecía moverse en tan sólo unos meses.

Después de la primera detección de este curioso objeto en los datos de WISE, Luhman analizó imágenes adicionales tomadas con el Telescopio Espacial Spitzer y el Telescopio del Polo Sur Gemini, en Chile. Las detecciones combinadas tomadas desde diferentes posiciones alrededor del Sol permitieron un paralaje del objeto -la posición aparente del objeto contra un fondo conjunto de estrellas, como se ve a lo largo de múltiples líneas de visión- lo que sirvió a Luhmann para determinar su distancia.

Observaciones adicionales de Spitzer ayudaron a precisar su temperatura, lo que puede determinarse en base a la cantidad de luz que emite en diferentes colores. Como una llama, la parte más caliente es de color azul, mientras que la parte más fría es de color rojo. Luhman descubrió que la temperatura de la enana marrón era de entre -48 ° y -13 ° Celsius. Registro anteriores de las enanas marrones más frías eran de aproximadamentela temperatura “ambiente” en una habitación.

“Es notable que incluso después de muchas décadas de estudiar el cielo, todavía no tengamos un inventario completo de los vecinos más cercanos del Sol”, dijo Michael Werner del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. “Este emocionante y nuevo resultado demuestra el poder de explorar el universo utilizando nuevas herramientas, como los ojos infrarrojos de Spitzer y WISE.”

Con imaginación y la tecnología avanzada, es posible que encontremos otros objetos más fríos, enanas marrones o exoplanetas, aún más cerca del Sol.

El documento se publicó en Astrophysics Journal

Autor: Shanon Hall

Artículo Original

Anuncios

Un pensamiento en “Una enana marrón fría como el hielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s