Una investigación explica como el sistema inmune anula las células sanguíneas anormales


globulos rojos sangre

Un equipo de investigadores del IRCM (Institut De Recherche Clinique De Montreal), dirigido por el Doctor André Veillette,  explica cómo nuestro sistema inmunológico destruye las células sanguíneas anormales. Su descubrimiento, publicado recientemente en el Journal of Experimental Medicine, podría conducir a nuevas vías de tratamiento para la leucemia, el linfoma y ciertos tipos de enfermedades virales infecciosas.

“Nuestro equipo está estudiando cómo las células asesinas naturales pueden eliminar las células hematopoyéticas anormales”, explica el Doctor Veillette, Director de la unidad de investigación de Oncología Molecular en el IRCM. “Las células NK (asesinas naturales) son cruciales para el sistema inmunitario y juegan un papel crítico que nos protege contra virus y células cancerosas.”

En un estudio anterior, investigadores de la misma institución canadiense descubrieron que la molécula SAP era un componente esencial de la capacidad de las células NK para matar células de sangre anormales, que se puede encontrar en cánceres de sangre como la leucemia o el  linfoma, así como en ciertas enfermedades virales infecciosas como la mononucleosis infecciosa.

“Además de SAP, una proteína llamada EAT-2 también se puede encontrar en las células NK,” agrega Veillette. “Sabíamos que EAT-2 actúa conjuntamente con SAP, y, con este proyecto de investigación, queríamos comprender mejor porqué ambas son necesarias para el buen funcionamiento de las células NK.”

Usando una variedad de métodos genéticos, bioquímicos y de imagen, los investigadores definieron con éxito los mecanismos moleculares y celulares mediante los cuales EAT-2 controla la activación de las células NK.

“Identificamos la cadena molecular de los eventos que se producen, y demostramos que EAT-2 y SAP realizan diferentes funciones utilizando mecanismos distintos. Estos hallazgos explican la función de cooperación esencial de estas dos moléculas en la activación de las células NK, lo que les permite destruir las células sanguíneas anormales.”

“EAT-2 y SAP son moléculas que se encuentran dentro de las células NK, y están vinculados a los receptores de la familia SLAM en la superficie celular”, concluye el Doctor Veillette. “Debido a que se pueden tomar mejores objetivos para las medicinas, nuestro trabajo futuro se centrará en estos receptores, lo que eventualmente podría conducir a la identificación de nuevas vías potenciales de tratamiento para cánceres de la sangre como la leucemia y el linfoma.”

Según la Sociedad de Leucemia y Linfoma de Canadá, a una persona en Canadá se le diagnostica un cáncer de la sangre aproximadamente cada 28 minutos. En 2013, leucemia, linfoma, mieloma y los síndromes mielodisplásicos causaron unas 6.850 muertes estimadas en el país. La leucemia y linfoma también representan casi la mitad de todos los cánceres infantiles (de 0-14 años).

Artículo Original

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s