El gigantesco dinosaurio que eclipsaba al T-Rex


131122084241-large

Una nueva especie de dinosaurio carnívoro -uno de los tres más grandes jamás descubiertos en América del Norte- vivió  y compitió con los tiranosaurios, que poseían un cuerpo más pequeño, hace 98 millones de años. Esta especie recién descubierta, Meekerorum Siats , fue el gran depredador de su tiempo, y se mantuvo así hasta que los tiranosaurios asumireron ese rol, como  principales depredadores durante millones de años

Bautizado en honor del monstruo caníbal come-hombres de una leyenda de la tribu Ute, Siats, es una especie de carcharodontosaurio, un grupo de gigantes carnivoros que incluye algunos de los más grandes dinosaurios depredadores que se han descubierto. El único otro carcharodontosaurio conocido de América del Norte es el Acrocanthosaurio, que vagaba por el este de América del Norte más de 10 millones de años antes. El Siats es el segundo carcharodontosaurio descubierto en América del Norte; tras el Acrocanthosaurio que fue descubierto en 1950.

“Han pasado 63 años desde que un depredador de este tamaño ha sido nombrado de América del Norte”, dice Lindsay Zanno, paleontóloga de la Universidad Estatal de Carolina del Norte con un nombramiento conjunto en el Museo de Carolina del Norte de Ciencias Naturales, y autora principal de un artículo en Nature Communications, que describe el hallazgo. “Es difícil de imaginar lo emocionados que estábamos al ver los huesos de este gigante que sobresalía de la ladera.”

Zanno y su colega, Peter Makovicky, del Museo Field de Chicago de Historia Natural, descubrieron el esqueleto parcial del nuevo depredador en la Formación Cedar Mountain en Utah, en 2008. El nombre de la especie es un reconocimiento a la familia Meeker por su apoyo a los paleontólogos que iniciaron su carrera en el Museo Field, incluyendo a Zanno.

El espécimen recuperado pertenecía a un individuo que habría sido tenido más de 30 pies de largo y pesaba por lo menos cuatro toneladas. A pesar de su tamaño gigante, todos estos huesos son de un menor de edad. Zanno y Makovicky teorizan que un Siats adulto podría haber alcanzado el tamaño del Acrocanthosaurio, es decir, que las dos especies compiten por ser el segundo mayor depredador que se haya descubierto en América del Norte. El Tyrannosaurus rex, que ocupa el primer lugar, llegó 30 millones años más tarde y pesó más del doble de esa cantidad.

Aunque trato el Siats como el Acrocanthosaurio son ambos carcharodontosaurios, pertenecen a diferentes subgrupos. Siats es miembro de los Neovenatoridae, un grupo con cuerpos más delgados. los Neovenatoridae se han encontrado en Europa, América del Sur, China, Japón y Australia. Sin embargo, esta es la primera vez que uno de ellos es encontrado en América del Norte.

Siats aterrorizó a lo que hoy es Utah durante el período Cretácico (desde hace 100 millones de años hasta hace 66 millones de años). Fue hasta entonces conocido como el comedor de carne mayor de América del Norte durante este período.”El Carcharodontosaurio reinó durante mucho más tiempo en América del Norte de lo que esperábamos”, dice Zanno. De hecho, Siats llena un vacío de más de 30 millones de años en el registro fósil, tiempo durante el cual el papel de mayor depredador pasó de manos del carcharodontosaurio en el Cretácico Inferior a los tiranosaurios en el Cretácico superior.

La falta de fósiles hacía que los paleontólogos no estuvieran seguros acerca de cuándo había ocurrió este cambio y si los tiranosaurios  llegaron a competir con los carcharodontosaurios, o eran simplemente asumieron el rol de depredadores  después de la extinción de los carcharodontosaurios. Ahora está claro que el gran tamaño de los Siats habría impedido a los más pequeños tiranosaurios tomar su lugar en la cima de la cadena alimenticia.

“La diferencia de tamaño sugiere que los tiranosaurios se habrían mantenido en un segundo plano a causa de los carcharodontosaurios, y sólo se convirtieron en enormes depredadores después de que estos desaparecieron”, dice Makovicky. Zanno añade: “Los tiranosaurios contemporáneos habrían sido más que una molestia para los Siats como los chacales para un león. No fue hasta que los carcharodontosaurios cesaron su reinado que se podría establecer la evolución del T. rex.”

En el momento del reinado de los Siats el paisaje era exuberante, con abundante vegetación y agua que soportaba una gran variedad de dinosaurios herbívoros, tortugas, cocodrilos y peces pulmonados gigantes. Otros depredadores habitaban este ecosistema, incluyendo los primeros tiranosaurios y varias especies de otros dinosaurios emplumados que aún no han sido descritos por el equipo. “Hemos hecho los descubrimientos más emocionantes, incluyendo dos nuevas especies de dinosaurios”, dice Makovicky. “Pero hay criaturas mucho más sorprendentes de donde los Siats proceden.”

Todo el trabajo de campo se llevó a cabo al amparo de permisos a través de la Oficina de Administración de Tierras y fue financiado por el Field Museum. La investigación fue financiada por la Universidad Estatal de Carolina del Norte, el Museo de Ciencias Naturales del mismo estado y el Museo Field.

Enlace original: Colossal new predatory dino terrorized early Tyrannosaurs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s