Náyade, la luna perdida de Neptuno


Naiad_Recovery_v3-580x386

Un nuevo anuncio durante la 45 ª Reunión de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana que se celebra esta semana en Denver, Colorado, reveló que el avistamiento de una luna de Neptuno que ya se vislumbró brevemente en 1989, durante sobrevuelo de la Voyager 2.

El redescubrimiento de Náyade, la luna más interna de Neptuno, se llevó a cabo mediante la aplicación de nuevas técnicas de procesamiento de imágenes de archivo del Hubble y fue anunciada por Mark Showalter del Instituto SETI.

Otros colaboradores en el proyecto incluyen a Robert French, también del Instituto SETI, el doctor Imke de Pater de la Universidad de California en Berkeley, y Jack Lissauer del Centro de Investigación Ames de la NASA.

Los resultados fueron un tour de force de nuevas técnicas aplicadas a imágenes antiguas, y combinado con datos del telescopio con base en tierra 10 metros Keck en Hawai, así como imágenes de Hubble que se remontan a diciembre de 2004.

La principal dificultad era la debilidad relativa y proximidad al disco “deslumbrante” de Neptuno de la luna. De unos 100 kilómetros de diámetro y una magnitud aparente de +23.9, Náyade es más de un millón de veces más débil que Neptuno, con una magnitud +8. Es también la luna más interna de Neptuno las 14 conocidas , y orbita una vez cada 7 horas a sólo 23.500 kilometros por encima de las nubes del planeta. Sí Neptuno tiene cerca de 49.000 kilómetros de diámetro, y sólo posee 2,3 “del tamaño de la Tierra. Desde nuestro punto de vista , Náyade sólo se aleja unos segundos de arco  del disco de Neptuno, una pequeña separación.

“Náyade ha sido un objetivo difícil de alcanzar desde que la Voyager abandonó el sistema de Neptuno”, dijo Showalter del Instituto SETI. La Voyager 2 es, hasta la fecha, la única misión que ha explorado Urano y Neptuno.

Para avistar la luna interior difícil de alcanzar, Showalter y su equipo aplicaron nuevas técnicas de análisis que se filtran por el deslumbramiento y la imagen de los artefactos que tienden a “desbordar” en brillo, por detrás del disco ocultada artificialmente de Neptuno.

Otras lunas, como Galatea y Thalassa -que también fueron descubiertas en 1989 por la Voyager 2-  se ven en las nuevas imágenes. De hecho, la técnica también se utilizó para descubrir la, hasta la fecha no identificado, luna de Neptuno,  S/2004 N1  que fue revelada a principios de este año.

Náyade es llamada así en nombre de la banda de ninfas de la mitología griega que habitaban en corrientes de agua dulce y estanques. Las Náyades diferían de las Nereidas, de agua salada y famosas amantes en la mitología; por  lo cual otra luna de Neptuno fue nombrada así tras su descubrimiento por Gerard Kuiper en 1949.

También es interesante observar que Náyade fue descubierta en una posición muy diferente en su órbita de lo esperado. Está claro que su movimiento es complejo debido a su interacción con las otras lunas de Neptuno.

“No tenemos suficientes observaciones para establecer una órbita pulida,” dijo Showalter, señalando que todavía puede haber algunas pistas tentadoras a la espera de ser descubierto a partir de los datos.

Sé que la cuestión candente que tiene, y hemos tenido también durante el anuncio inicial es: ¿realmente se trata de Náyade o de otra luna desconocida? Showalter toma nota de que esta posibilidad es poco probable, ya que ambos objetos vistos en el Hubble y en datos de la Voyager poseen el mismo brillo y se mueven en la misma órbita. Invocando la navaja de Occam, la más sencilla solución es que ambos avistamientos son el mismo objeto, lo que es más probable.

“Náyade está bien dentro del límite de Roche de Neptuno, al igual que muchas lunas en el sistema solar”, señala Showalter. Náyade está también muy por debajo de la órbita sincrónica, y probablemente sujeta a la desaceleración de marea y puede que algún día se convierta en un nuevo anillo brillante alrededor del planeta.

Y hablando de eso, de los tenues anillos de Neptuno también han evolucionado notablemente desde el sobrevuelo en 1989 de la Voyager. Descubierta por primera vez desde el Observatorio La Silla de ESO en 1984, los datos, utilizando las nuevas técnicas, muestran que los segmentos de anillos anudados con nombre de Adams y Le Verrier se han desvaneciendo notablemente.

“En una o dos décadas, podemos ver un arco menos en los anillos,” postuló Showalter durante la la conferencia de prensa de la División Planetary Sciences. Los dos segmentos de anillos observados llevan el nombre de Urbain Le Verrier y John Couch Adams, que calcularon la posición de Neptuno, debido a las perturbaciones orbitales de Urano. Le Verrier venció a Adams por la mano, y Neptuno fue avistado por primera vez desde el Observatorio de Berlín en la noche del 23 de septiembre de 1846. Los observadores de la jornada tuvieron la suerte de que ambos planetas se habían sometido a un paso cercano sólo unas décadas antes, o Neptuno pudo haber pasado desapercibido mucho más tiempo.

Neptuno ha completado poco más de uno de sus años de 164,8 años terrestres desde su descubrimiento. También acaba de aprobarse la oposición este verano, y es actualmente un objetivo telescópico en la constelación de Acuario.

Desafortunadamente, no hay planes para una misión dedicada a Neptuno en el futuro. New Horizons cruzará la órbita de Neptuno en agosto de 2014, cuando se dirija en la dirección de Plutón, que se encuentra en el norte de Sagitario. New Horizons fue lanzado a principios de 2006, lo que le da una cierta idea de lo que tardaría un hipotético “Neptune Orbiter” en llegar al gigante de hielo exterior, dada la tecnología actual.

Este hallazgo representa la primera vez que Náyade ha sido fotografiada desede las proximidades de la Tierra, y demuestra una nueva técnica de procesamiento capaz de revelar nuevos objetos de datos antiguos del Hubble.

“Seguimos descubriendo nuevas maneras de impulsar el límite de información que se puede extraer de la vasta colección de imágenes planetarias de Hubble”, dijo Showalter en el comunicado de prensa de SETI.

Autor: David Dickinson

Enlace original: Hubble spies Neptune’s moons and its rings

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s