Despega el primer avión solar con el objetivo de cruzar E.E.U.U.


05223DBF-F49C-B3DE-E891E97B195E010D_1

El objetivo es dar la vuelta al mundo sin utilizar ningún otro combustible que la luz del sol. Pero antes, un prototipo del avión solar que ha de circunnavegar el globo volará a través de E.E.U.U. despegando  el pasado 3 de mayo, con el objeto de demostrar que los aviones pueden volar largas distancias sin más combustible que el sol.

“Provengo de una familia de exploradores”, explica Bertrand Piccard, el primer hombre en volar en globo alrededor del mundo y presidente de este proyecto suizo, llamado Solar Impulse . “Solar Impulse es la consecuencia lógica después del vuelo en globo alrededor del mundo; algo que consume casi cuatro toneladas de propano, con el fin de lograr una gran aventura que inspirara a gente sobre innovación y protección de los recursos naturales.”

Una matriz de color azul oscuro de 12.000 células solares de silicio se extiende a lo largo de la envergadura del avión, unos 60 metros, lo que es casi tan largo como un Boeing 747. Con 1600 kilogramos, el avión pesa menos que un coche compacto. Las propias células solares productoras de electricidad son de tan sólo 135 micras de espesor; el ancho de un cabello humano, sin embargo, puede convertir más de un 20 por ciento de la luz solar incidente en electricidad, más que suficiente para el despegue, vuelo con motor y una recarga diaria de la baterías que mantienen el avión en el aire durante la noche.

El despegue requiere 10 caballos de fuerza de cada uno de los cuatro motores eléctricos, que se suministra mediante células solares y pre-cargadas baterías de litio. Los motores son rápidamente reducidos de nuevo a siete caballos de fuerza para subir y luego se requieren tan sólo 2,5 caballos de fuerza para que el motor mantenga la altitud de crucero, donde el avión vuela a unos 80 kilómetros por hora. El avión se eleva a 9.000 metros a media tarde, cuando el sol brilla con más fuerza y luego, para conservar la energía, desciende lentamente a 1.500 metros durante el transcurso de la noche donde vuela con la ayuda de las baterías hasta el próximo amanecer, cuando el ciclo se repite de nuevo . “Con el fin de permanecer en el aire hasta la próxima salida del sol tiene que ser muy grande y ligero”, explica Piccard. “Hemos calculado lo que necesitamos en términos de energía, por lo que nos dieron la superficie y carga de alas necesarias.”

Al menos una cuarta parte del peso del avión es del pack de batería de 90 kilovatios-hora de litio. “Si queremos pasar toda la noche en el aire necesitamos un montón de baterías y una gran envergadura de alas”, señala Piccard.

Las alas, el fuselaje y las góndolas que llevan los motores están hechos de materiales compuestos, incluyendo la fuerte pero ligera fibra de carbono. “Sólo tenemos fibras de carbono en lugares donde las fuerzas así lo requieren”, señala Piccard.  Y el próximo prototipo de avión, capaz de volar alrededor del mundo, tendrá 20 metros de largo con hojas de fibra de carbono que pesan sólo 25 gramos por metro cuadrado, tres veces más ligeras que una hoja de papel. Luego está el aislamiento especial (que también se utiliza en refrigeradores) necesario para mantener a los pilotos en un ambiente confortable a una altitud de más de 8.200 metros, el cambio de temperatura podría ser de -40 grados a – 30 grados C. “Cuando hablas de ahorrar energía, resultas muy aburrido. La gente no quiere oír hablar de ello”, explica Piccard. “Crear este avión es una interesante manera de promover estas tecnologías.”

El mayor desafío de estos vuelos largos tiene más que ver con la psicológica que con la tecnología. Durante tramos de hasta 24 horas, el piloto tiene que estar lo suficientemente alerta para volar el avión solar de por sí difícil de manejar. “Los vuelos pueden ser más de 20 horas sin problemas”, sostiene Piccard. (En 2010, el equipo completó un vuelo de prueba de 26 horas ). Volar no será fácil: el avión no fue construido para manejarse en turbulencias, por no hablar de las inclemencias del tiempo y de que la gran envergadura  hace que alabear sea un peligro constante. Para el piloto, el equipo desarrolló una alarma computarizado basada en la vibración para indicar cuando el avión supera los 5 grados de ángulo de inclinación lateral. “Si excede en el lado izquierdo, su brazo izquierdo empieza a vibrar”, explica el CEO de Solar Impulse y co-piloto Andre Borschberg, “Lo que provoca una respuesta casi inconsciente e instantánea. Casi puedes hacerlo con los ojos cerrados.”

Los dos pilotos tienen previsto utilizar la auto-hipnosis, yoga y meditación en su esfuerzo por dar la vuelta al mundo, y además se necesita un férreo control de las funciones corporales. “Cuando despegamos, hay botellas llenas de agua en el lado derecho y  botellas vacías en el lado izquierdo “, bromea Piccard. “Cuando tomamos tierra, es todo lo contrario.”

Después de despegar de Moffett Field, cerca de San Francisco, el avión solar hará paradas en el camino en Phoenix, Dallas, San Louis y Washington DC, antes de aterrizar en la ciudad de Nueva York en algún momento de julio. El plan es mantener tramos de vuelo de menos de 24 horas, aunque el avión puede volar más que eso. Dado que sólo hay espacio para uno en la cabina Piccard y Borschberg intercambian sus tareas, todo a modo de preparación para vuelos más largos para la vuelta al mundo. “Para volar alrededor del mundo tendremos que volar muchos días y noches”, dice Borschberg. “El vuelo del Océano Pacífico será un mínimo de cinco días y cinco noches.”

El programa de avión solar, que costó 150 millones de dólares y llevó 12 años diseñar y construir, está destinado a mostrar las tecnologías que podrían utilizarse en otras aplicaciones de aislamiento-refrigerador, por ejemplo, drones de energía solar con mayor autonomía en el aire durante largos períodos de tiempo. Pero los aviones solares no van a llevar pasajeros en ebn un corto periodo de tiempo. Piccard señala que Charles Lindbergh voló solo a través del Atlántico, y llevó 25 años que un avión convencional llevara a 200 pasajeros. “Solar Impulse es sólo el comienzo del largo recorrido de los aviones solares.”

Autor: David Biello

Enlace original: Airplane to Fly across U.S. Powered by Sunshine

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s