Avance en la investigación sobre destrucción programada de tejidos


arx1198255060m
Infartos, ataques al corazón y numerosos trastornos son el resultado común de una destrucción masiva de células y tejidos llamada necrosis. Es un hecho violento: Como cada célula muere, las rupturas de sus membranas, liberan sustancias que desencadenan la inflamación, que a su vez puede provocar necrosis celular. Un nuevo estudio del Instituto Weizmann puede ayudar a desarrollar terapias específicas para el control de la destrucción de los tejidos como resultado de la inflamación y necrosis.
El estudio, llevado a cabo en el laboratorio del Profesor David Wallach del Departamento de Química Biológica, se centró en un grupo de enzimas de señalización, incluida la caspasa 8, que fue descubierto por Wallach hace casi dos décadas. Estudios anteriores realizados por científicos de Estados Unidos, China y Europa habían demostrado que este grupo de proteínas induce  a una “programación” o necrosis deliberada, destinada a eliminar las células dañadas o infectadas. Esta revelación había generado la esperanza de que mediante el bloqueo de la inducción de la muerte celular necrótica por estas proteínas, podría ser posible prevenir el daño principal en varias enfermedades.
Pero en el nuevo estudio, publicado en la revista Inmunity, el equipo de Wallach da el aviso. Los investigadores han revelado que en condiciones que favorecen la inflamación -es decir, en presencia de ciertos componentes bacterianos u otros irritantes- el mismo grupo de enzimas de señalización puede desencadenar un proceso completamente diferente en ciertas células. Se puede activar una cascada previamente desconocida de reacciones bioquímicas que causa inflamación directamente, sin necrosis inducida, mediante la estimulación de la producción de hormonas similares a proteínas reguladoras llamadas citoquinas. La investigación, principalmente basada en experimentos con ratones transgénicos que carecen de la caspasa 8 en ciertas células inmunes, fue encabezada por el becario postdoctoral el Doctor Tae-Bong Kang. Los miembros del equipo de Yang Seung-Hoon,  el Doctor Beata Toth y el Doctor Andrew Kovalenko, quien hizo importantes contribuciones al estudio.
Estos hallazgos sugieren que antes de desarrollar terapias dirigidas a controlar la necrosis, los investigadores tienen que aprender más acerca de las señales transmitidas por la caspasa 8 y sus socios moleculares: esta señalización puede conducir a varios resultados completamente diferentes, los científicos necesitan determinar exactamente cuando el resultado se convierte directamente en necrosis y cuando no lo hace. Aclarar esta cuestión es de enorme importancia: la necrosis de tejido ocurre en una variedad de trastornos que afectan a miles de millones de personas, desde el ataque al corazón a las infecciones virales y el alcoholismo relacionado con degeneración del hígado.

Enlace original: Programmed Destruction
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s