Camino de la inmortalidad: células de ratones viven el doble de lo habitual


STAYING_ALIVE

Las células cerebrales de ratones andan cerca de lograr la vida eterna: en realidad, pueden sobrevivir a sus cuerpos. Neuronas de ratón trasplantadas en cerebros de ratas han vivido tanto como las ratas, sobreviviendo el doble de largo que el período de vida media de un ratón, informan  investigadores en la edición online de Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los resultados sugieren que una vida larga no significa necesariamente un deterioro del cerebro. “Esto podría suceder en otros mamíferos; seres humanos incluidos”, dice el autor del estudio Lorenzo Magrassi, neurocirujano de la Universidad de Pavia en Italia.

Los resultados son “muy prometedores”, añade Carmela Abraham,  neurocientífica de la Universidad de Boston. “La pregunta es: ¿Pueden las neuronas vivir más tiempo si se prolongara la duración de nuestra vida?” el experimento de Magrassi, dice, sugiere que la respuesta es sí. Una de las teorías sobre el envejecimiento,  es que cada especie tiene una vida útil determinada genéticamente y que todos las células del cuerpo se desgastan y mueren aproximadamente al mismo tiempo. Según las neuronas que su equipo estudió, dice, “Hemos demostrado que esta idea no es cierta.”

El equipo de Magrassi trasplantó quirúrgicamente neuronas de embriones de ratones, con una vida media de 18 meses, en ratas. Para ello, los investigadores  insertaron una microaguja de vidrio en el abdomen de ratones anestesiados embarazados. Luego, utilizando un microscopio de disección y una herramienta para iluminar los embriones de ratón, los investigadores rasparon pequeños trozos de tejido cerebral y se inyectó las neuronas en el cerebro de ratas fetales. Después de que las crías de ratas nacieran, Magrassi y sus colegas esperaron hasta tres años, hasta que los animales estaban cerca de la muerte, para eutanizarlos y diseccionar su cerebro.

Las células de ratones trasplantados habían enlazado con las células del cerebro de las ratas y se convirtieron en neuronas maduras que funcionaban, a pesar de que se conservan su pequeño tamaño característico. También, porque el equipo había marcado las células de ratón para que se iluminará en verde, los investigadores pudieron distinguir entre las neuronas de ratón y las de rata. Las células de ratón vivieron el doble de lo que lo harían en un cerebro de ratón, y mostraron signos de envejecimiento similares a los de las neuronas de rata.

Averiguar lo que está ayudando a las neuronas a sobrevivir podría llevar a los investigadores a tratamientos para enfermedades neurodegenerativas humanas, como el Parkinson y el Alzheimer, sentencia Magrassi.

Enlace original: Mouse brain cells live long and prosper

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s