El brillante colorido de una “gaviota espacial”


Esta nueva imagen, tomada desde el Observatorio La Silla de ESO, muestra parte de una guardería estelar conocida como la Nebulosa de La Gaviota. Esta nube de gas, también denominada Sharpless 2-292, parece formar la cabeza de una gaviota y brilla con fuerza debido a la fuerte radiación de una estrella joven muy caliente oculta en su interior. La detallada imagen fue obtenida por el instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO, de 2,2 metros.

Las nebulosas se encuentran entre los objetos más impresionantes del cielo nocturno. Son nubes interestelares de polvo, moléculas, hidrógeno, helio y otros gases ionizados en los que están naciendo nuevas estrellas. Pese a que tienen diferentes formas y colores, muchas comparten una característica común: cuando se observan por primera vez, sus extrañas y evocadoras formas disparan la imaginación de los astrónomos, haciendo que les asignen nombres muy curiosos. Esta espectacular región de formación estelar, que tiene el apodo de Nebulosa de La Gaviota, no es una excepción.

Esta nueva imagen del instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, muestra la zona de la cabeza de la Nebulosa de La Gaviota. Es solo una parte de la enorme nebulosa conocida formalmente como IC 2177, que despliega sus alas con una envergadura de unos 100 años luz y se asemeja a una gaviota volando. Esta nube de gas y polvo está ubicada a unos 3.700 años luz de distancia de la Tierra. Pueden ver todo el ave en su esplendor en estas imágenes de amplio campo

La Nebulosa de La Gaviota se encuentra justo en el límite entre las constelaciones de Monoceros (El Unicornio) y Canis Major (El Can Mayor) y está cerca de Sirius, la estrella más brillante de la noche. La nebulosa se encuentra a más de cuatrocientas veces la distancia que nos separa de la famosa estrella.

La compleja formación de gas y polvo que forma la cabeza de la gaviota brilla intensamente en el cielo debido a la fuerte radiación ultravioleta que proviene, en su mayor parte, de una joven estrella brillante —HD 53367— que puede localizarse en el centro de la imagen y podría identificarse como el ojo de la gaviota.

La radiación procedente de estrellas jóvenes hace que el gas de hidrógeno circundante brille con un color rojo intenso y se transforme en una región HII. La luz de las estrellas calientes de tonos blancoazulados también disemina las pequeñas partículas de polvo de la nebulosa para crear una niebla azul, lo cual genera un intenso contraste en algunas partes de la imagen.

Pese a que el astrónomo germano-británico Sir William Herschel ya descubrió un pequeño y brillante grupo perteneciente al complejo de la Nebulosa de La Gaviota en 1785, la parte que se muestra en esta imagen tardó un siglo más en ser descubierta y fotografiada.

Casualmente, esta nebulosa se encuentra cerca en el cielo de la Nebulosa del Casco de Thor (NGC 2359), ganadora del recientemente celebrado concurso de ESO “Elige qué observará el VLT”. Esta nebulosa, con su distintiva forma y nombre inusual, fue el primer objeto elegido por miembros del público para ser observado por el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO. Estas observaciones formarán parte de las celebraciones que se llevarán a cabo el día del 50 aniversario de ESO, el 5 de octubre de  2012. Las observaciones se retransmitirán en directo vía streaming desde el VLT en Paranal. ¡Permanezcan atentos!

Enlace original: The rich colours of a cosmic seagull

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s