El pasado del ser humano apunta a varios grupos mezclados entre sí


La historia del origen de Homo sapiens es un cuento desordenado. En lugar de surgir a partir de una pequeña población, la especie humana probablemente evolucionará de forma dispersa, mediante una compleja red de grupos que se mezclaron y se aparearon entre sí, los científicos aseguran en Science.

La nueva investigación es uno de los mayores estudios genéticos realizada en una tribu del sur de África de cazadores-recolectores conocidos como los khoisan. A veces llamados bosquimanos, los khoisan son la población mundial con mayor diversidad genética y a diferencia de otras poblaciones divergieron muy temprano en la historia humana.

La nueva obra data la división genética entre los khoisan y el resto de la humanidad en por lo menos 100.000 años, lo que coincide con otras estimaciones. Eso son 55.000 años antes que la siguiente rama en el árbol genealógico humano, cuando los pigmeos africanos se separon. Los investigadores también encontraron que los khoisan se dividieron en un grupo norte y un grupo sur alrededor de 35.000 años atrás.

Pero cuando los científicos buscaron pistas genéticas que apuntaran a en que parte del África subsahariana comenzó la humanidad, no pudieron localizar grupos modernos de nuevo en una misma región. Eso sugiere que los primeros seres humanos provienen de una población altamente estructurado con  intercambio genético entre subgrupos.

“La complejidad de la población sudafricana es la gran historia”, dice Adam Siepel, biólogo computacional de la Universidad de Cornell. “Socava historias más simples que tratan de identificar un solo origen geográfico para los humanos modernos.” Las pruebas fósiles anteriores habían sugerido el este de África mientras que los pequeñas análisis genéticos indicaban Sudáfrica.

En el nuevo estudio, Carina Schlebusch de la Universidad de Uppsala, en Suecia y sus colegas observaron polimorfismos del nucleótido único, o SNP, que son lugares en el código genético donde la gente suele diferir. Los investigadores encuestaron 2,3 millones de SNPs en 220 individuos de 11 poblaciones africanas, entre ellas siete grupos Khoisan. Después de combinar los nuevos datos con los datos publicados anteriormente, el equipo evaluó cuatro medidas de la variación genética para encontrar donde los humanos se originaron en África, pero los resultados no convergen en un solo lugar.

Un documento que aparecerán en un próximo número de Nature Communications llega a conclusiones similares. Joseph Pickrell del Harvard Medical School y sus colegas analizaron un conjunto diferente de más de 565.000 SNPs en 187 individuos de 22 poblaciones africanas. Como el equipo de Schlebusch, el grupo de Pickrell identificó una división dentro de los Khoisan que se produjo alrededor de 30.000 años atrás, rompiendo la población en un grupo al noroeste y otro al sureste. Su trabajo tampoco logró encontrar un espacio único donde los seres humanos se originaran.

Pero no se espera necesariamente encontrar la cuna de la humanidad observando las relaciones evolutivas de los africanos de hoy en día, dice Sarah Tishkoff, especialista en genética humana de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia. “Cuando nos fijamos en las poblaciones modernas, vemos dónde viven hoy en día”, dice. “No de dónde estaban 50.000 o 60.000 años atrás”.

El equipo de Schlebusch también buscó cambios genéticos que pudieran revelar las fuerzas evolutivas que dieron forma a los africanos tempranos. Los investigadores encontraron indicios de que la selección actúa sobre unos pocos genes relacionados con el desarrollo esquelético y neurológico y pudo haber jugado un papel en la aparición de los humanos anatómicamente modernos. Eso tiene sentido, dice el antropólogo John Hawks, de la Universidad de Wisconsin-Madison: “Ellos confirman la selección de un gen que se diferencia entre los humanos modernos y los neandertales, el RUNX2 , que puede estar implicados en la forma física única de nuestra especie en relación con los humanos arcaicos”.  Análisis más extensos que estudien el libro completo de instrucciones genéticas de personas de diferentes grupos Khoisan son necesarios para confirmar estos hallazgos, dice Tishkoff. Hasta ahora, los científicos sólo han hecho esto en un hombre Khoisan.

“Estamos sólo al comienzo de la comprensión de la historia moderna de la humanidad y sus orígenes en África “, dice Tishkoff. “En el futuro, a medida que  hagamos secuenciación de genoma más general, todo se hará más claro.”

Autor: Eryn Wayman

Enlace original: Africa’s genes mute on human birthplace

Anuncios

Un pensamiento en “El pasado del ser humano apunta a varios grupos mezclados entre sí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s