Descubiertos los primeros planetas orbitando estrellas similares al Sol en un cúmulo


Financiados por la NASA, un equipo de astrónomos, por primera vez, descubrió planetas orbitando estrellas similares al Sol en un cúmulo. El hallazgo ofrece la mejor evidencia hasta ahora de que los planetas pueden brotar en densos entornos estelares. Aunque los recién descubiertos planetas no son habitables, sus cielos sería similares a los que vemos desde la Tierra.

Estos dos planetas serían del tipo  llamado Júpiter Caliente, que son orbes gaseosos masivos, que están hirviendo debido al tirón gravitacional de la órbita alrededor de sus estrellas madre. Cada Júpiter caliente circula una estrella similar al Sol en el Cúmulo Colmena, también llamado el Pesebre, una colección de cerca de 1.000 estrellas que parecen estar pululando alrededor de un centro común.

La Colmena es un cúmulo abierto, o una agrupación de estrellas nacidas casi al mismo tiempo y de la misma nube gigante de material. Las estrellas, por lo tanto, comparten una composición química similar. A diferencia de la mayoría de las estrellas, que se dispersan poco después de sus nacimientos, estas estrellas jóvenes permanecen ligeramente unidas por la atracción gravitacional mutua.

“Estamos detectando más y más planetas que pueden prosperar en ambientes diversos y extremos como estos cúmulos cercanos”, dijo Mario R. Pérez, el científico de la NASA encargado de astrofísica en el programa sobre los orígenes de Sistemas Solar. “Nuestra galaxia contiene más de 1.000 de estos cúmulos abiertos, que potencialmente pueden presentar las condiciones físicas  necesarias para albergar a muchos más de estos planetas gigantes.”

Los dos nuevos planetas se llaman Pr0201b y Pr0211b. El nombre de la estrella, seguido de una “b” es la convención de nomenclatura estándar para los planetas.

“Estos son los primeros ‘b’ en el Enjambre”, dijo Sam Quinn, estudiante graduado en astronomía en la Universidad Estatal de Georgia en Atlanta y autor principal del artículo que describe los resultados, que se publicó en el Astrophysical Journal Letters.

Quinn y su equipo, en colaboración con David Latham del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica, descubrió los planetas con el telescopio de 1,5 metros Tillinghast en el Smithsonian Astrophysical Observatory’s Fred Lawrence Whipple Observatory cerca de Amado, Arizona, para medir la gravedad leve del bamboleo al que los planetas que orbitan inducen a sus estrellas madre. En búsquedas anteriores de grupos habían aparecido dos planetas alrededor de estrellas masivas, pero ninguno había sido encontrado alrededor de estrellas como nuestro Sol hasta ahora.

“Este ha sido un gran rompecabezas para los cazadores de planetas”, dijo Quinn. “Sabemos que la mayoría de las estrellas se forman en entornos de cúmulos como la nebulosa de Orión, así que este ambiente denso inhibe la formación de  planetas, pero por lo menos algunas estrellas como el Sol en  cúmulos abiertos debían de tener planetas. Ahora, por fin sabemos que están realmente allí”.

Los resultados también son de interés para los teóricos que están tratando de entender cómo este tipo de planetas orbita tan cerca de sus estrellas. La mayoría de las teorías sostienen que estos mundos comenzaron siendo mucho más frescos y más lejos de sus estrellas;  antes de migrar hacia el interior.

“La edad relativamente joven de la agrupación coloca estos planetas entre los más jóvenes conodidos”, dijo Russel White, investigador principal sobre el Programa de Orígenes de los Sistemas Solar, que financió este estudio. “Y eso es importante porque establece una limitación en la rapidez de cómo los planetas gigantes emigran hacia el interior… y saber lo rápido que migran es el primer paso para averiguar cómo migran”

El equipo de investigación sospechaba de la existencia de planetas  en el cúmulo ya que es rico en metales. Las estrellas de El Enjambre poseen elementos más pesados, como el hierro, que el Sol.

Según White, “Las búsquedas de planetas alrededor de estrellas cercanas sugieren que estos metales actúan como un “abono”, dando lugar a una abundante cosecha de planetas gaseosos gigantes. Nuestros resultados sugieren que esto puede ser cierto en grupos también.”

Autor: White Clavin

Enlace original: First Planets Found Around Sun-Like Stars in a Cluster

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s