El telescopio Herschell observa un enorme filamento que une tres galaxias


Un equipo de investigación dirigido por la Universidad McGill utilizando el Observatorio Espacial Herschel ha descubierto una gigantesca galaxia repleta de filamentos con miles de millones de nuevas estrellas. El filamento se conecta a dos cúmulos de galaxias que, junto con un tercer grupo, van a unirse en el futuro y dar lugar a uno de los más grandes supercúmulos de galaxias en el universo.

El filamento es la primera estructura de este tipo vista durante la época crítica de acumulación cósmica; cuando las colecciones colosales de galaxias llamadas supercúmulos comienzan a tomar forma. El puente galáctico resplandeciente ofrece a los astrónomos una oportunidad única para explorar cómo evolucionan y se fusionan las galaxias para formar supercúmulos.

“Estamos entusiasmados con este filamento, porque pensamos que la intensa formación estelar que vemos en las galaxias se relaciona con la consolidación del supercúmulo circundante”, dijo Kristen Coppin, becario postdoctoral en el departamento de astrofísica de la Universidad McGill y autor principal de un artículo  en Astrophysical Journal Letters.

“Este puente luminoso de formación de estrellas nos da una idea de cómo la evolución de la estructura cósmica a escalas muy grandes afecta a la evolución de las galaxias individuales atrapadas dentro”, dijo Jim Geach, co-autor y también  en la McGill.

El filamento intergaláctico, que contiene cientos de galaxias, se extiende 8 millones de años luz y une dos de los tres grupos que forman un supercúmulo conocido como RCS2319. Este es un supercúmulo emergente excepcionalmente raro objeto distante, cuya luz ha tardado más de siete mil millones de años en alcanzarnos.

RCS2319 es objeto de un amplio estudio observacional, dirigido por el profesor Tracy Webb y su grupo en el Departamento de Física de McGill. Las anteriores observaciones en luz visible y rayos X habían encontrado en los núcleos de los cúmulos la presencia de un filamento. No fue hasta que astrónomos revisaron mediante el Herschel la región, sin embargo, que la intensa actividad de formación estelar en el filamento se hizo evidente. El polvo oscurece muchas de las actividades de formación de estrellas en el universo temprano, pero los telescopios como el Herschel pueden detectar el brillo infrarrojo de este polvo a medida que se calienta por estrellas nacientes. (El Observatorio Espacial Herschel es una misión de la Agencia Espacial Europea, con importantes contribuciones de la NASA.)

La cantidad de luz infrarroja sugiere que las galaxias en el filamento crean el equivalente de alrededor de 1.000 masas solares de nuevas estrellas por año. Para efectos de comparación, nuestra galaxia, la Vía Láctea está produciendo alrededor de una masa solar anual.

Los investigadores vinculan el ritmo vertiginoso de formación estelar en el filamento con el hecho de que las galaxias dentro se han procesado en un volumen relativamente pequeño bajo la fuerza de la gravedad. “Una alta tasa de interacciones y fusiones entre galaxias podrían perturbar las acumulaciones de las galaxias de gas, creando estallidos de formación estelar”, dijo Geach.

Mediante el estudio de los filamentos, los astrónomos serán capaces de estudiar la cuestión fundamental de si la “naturaleza” es más importante que la “crianza” en la progresión de la vida de una galaxia. “O se trata de la evolución de una galaxia dominada por propiedades intrínsecas, como la masa total, o se hace más amplia en ambientes cósmicos que determinan en gran medida cómo las galaxias crecen y cambian” dice Geach. “El papel del medio ambiente  en la evolución galáctica es una de las preguntas clave de la astrofísica moderna.”

Las galaxias del filamento RCS2319 migran hacia el centro del supercúmulo emergente. Durante los próximos siete a ocho millones de años, los astrónomos piensan que RCS2319 llegará a parecerse a los supercúmulos enormes en el universo local, al igual que el cercano cúmulo de Coma. Estos grupos avanzados están repletos de “rojas y muertas” galaxias elípticas que contienen viejas estrellas rojas en vez de  jóvenes.

“Las galaxias que vemos como destellos en RCS2319 están destinadas a convertirse en galaxias muertas por el tirón gravitatorio de una de las estructuras más masivas del universo”, dijo Geach. “Estamos observando durante la etapa más importante de su evolución”.

Enlace original: Herschell space observatory study reveals galaxy-packed filament

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s