Los tesoros ocultos del sondeo VISTA


El telescopio VISTA, de ESO, ha proporcionado a los astrónomos la imagen de cielo profundo con mayor ancho de campo jamás creada utilizando luz infrarroja. Esta nueva imagen de una pequeña parte del cielo, que podría pasar desapercibida, proviene del sondeo UltraVISTA y revela más de 200.000 galaxias. Es tan solo una parte de una gran colección de imágenes de todos los sondeos de VISTA, totalmente procesadas, que ahora ESO está poniendo a disposición de los astrónomos de todo el mundo. UltraVISTA es un Tesoro oculto que se está utilizando para estudiar galaxias distantes del universo temprano así como para muchos otros proyectos científicos.

El telescopio VISTA de ESO ha observado el mismo trozo del cielo de manera repetida para acumular lentamente la débil luz de las galaxias más distantes. En total, para crear la imagen, se han combinado más de seis mil exposiciones distintas con un tiempo efectivo total de exposición de 55 horas, tomadas a través de cinco filtros diferentes. Esta imagen del sondeo UltraVISTA es la visión infrarroja del cielo más profunda de su tamaño jamás obtenida.

El telescopio VISTA de ESO, ubicado en el observatorio Paranal, en Chile, es el telescopio de sondeo más grande del mundo y, hasta el momento, el más potente en la gama de infrarrojos. Desde el inicio de su operación en el año 2009 la mayor parte de su tiempo de observación se ha dedicado a sondeos públicos, algunos de ellos cubriendo amplias partes de los cielos del sur y otros centrados en partes más pequeñas.

El sondeo UltraVISTA se ha dedicado al campo COSMOS , una parte del cielo casi aparentemente vacía que ya ha sido estudiada de manera profunda utilizando otros telescopios, incluido el Telescopio Espacial Hubble (NASA/ESA). UltraVISTA es, con diferencia, el más profundo de los seis sondeos de VISTA y revela los objetos más débiles de esta zona.

Actualmente se están procesando datos de los sondeos de VISTA; en total más de 6 terabytes de imágenes, en centros de análisis de datos repartidos por toda Europa, datos que vuelven al archivo de ESO para ser puestos a disposición de astrónomos de todo el mundo.

En un primer vistazo, la imagen de UltraVISTA no parece relevante, se ven unas cuantas estrellas brillantes y, esparcidas, algunas más débiles. Pero, en realidad, casi todos esos objetos más débiles no son estrellas de la Vía Láctea, sino galaxias muy distantes que contienen, cada una de ellas, miles de millones de estrellas. Ampliando la imagen a pantalla completa, y acercándonos, se revelan numerosas galaxias; la imagen registra, en total, más de 200.000  de estas galaxias.

La expansión del universo desplaza la luz de los objetos distantes hacia longitudes de onda más largas. Para la luz de las estrellas proveniente de las galaxias más distantes que podemos ver, esto significa que, la mayor parte de la luz cae en la parte infrarroja del espectro cuando llega a la Tierra. VISTA, al ser un telescopio infrarrojo de amplio campo, es un instrumento ideal para descubrir galaxias distantes en el universo temprano. Estudiando galaxias en la luz desplazada hacia el rojo a distancias cada vez mayores, los astrónomos también pueden analizar cómo se formaron y cómo evolucionaron las galaxias a lo largo de la historia del cosmos.

Una inspección más detallada de la imagen revela muchos objetos rojizos esparcidos entre las galaxias color crema, más numerosas –estas son, en su mayor parte, galaxias muy remotas vistas cuando el universo sólo tenía una pequeña fracción de su edad actual. Estudios iniciales de las imágenes de UltraVISTA, combinados con imágenes de otros telescopios, han revelado la presencia de numerosas galaxias que pueden verse cuando el universo tenía menos de mil millones de años (algunas de ellas incluso de épocas anteriores).

Pese a que esta imagen de UltraVISTA es la imagen infrarroja más profunda de su tamaño que existe, las observaciones continúan. El resultado final, que llegará en unos pocos años, será significativamente más profundo.

Los sondeos son fuentes indispensables para los astrónomos y ESO ha puesto en marcha un programa para que la rica herencia de VISTA y su compañero en el rango visible, el telescopio de sondeo VST (VLT Survey Telescope), sean accesibles para los astrónomos en décadas venideras.

Enlace original: VISTA stares deep into the Cosmos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s