El calentamiento global traerá más incendios forestales


Los incendios forestales, los incendios por turberas y quemas controladas en terrenos agrícolas matan a 339.000 personas en el mundo cada año, de acuerdo con el primera estadística que hace una estimación por  muertos por los incendios.

La mayoría de esas defunciones se concentran en el África subsahariana, donde se estima que 157.000 personas mueren como resultado de estar expuestos a estos incendios cada año, el segundo en este macabro ranking lo ocupa el sureste de Asia, con 110.000 muertes.

“Me sorprendió que nuestra estimación fuera tan elevada si tenemos en cuenta que la exposición al humo de incendios es intermitente”, dijo el autor del estudio, Fay Johnston de la Universidad de Tasmania durante  la cita anual de la Asociación Americana para el Avance de la Cienciaen que se reune en Vancouver.“Incluso en el sureste de Asia y África, el fuego es un fenómeno estacional. No tiene carácter temporal fijo”

El estudio, que según Johnston es el primero de su tipo en estimar una cifra de muertos por incendios, ha sido publicado en la última edición de Environmental Health Perspectives.

Los investigadores analizaron el número de muertes por todas las causas en las zonas que fueron expuestas a humo y fuego entre 1997 y 2006. Se utilizaron datos de satélite y modelos de sustancias químicas para evaluar el impacto en la salud de  partículas menores de 2.5 micras, un subproducto importante en los incendios forestales.

El número de muertes por incendios forestales que se produjeron estuvo por debajo de lo esperado y tuvo en cuenta estimaciones anteriores debidas a la contaminación del aire en zonas rurales (dos millones de personas por año) y contaminación del aire urbano  (800.000). Sin embargo, los autores del estudio sugieren que sus hallazgos indican que, “las emisiones de fuego contribuyen de modo importante a la mortalidad global”.

La investigación también sugiere una relación significativa entre el clima y la mortalidad por el fuego. Más del doble de personas murieron durante los años en los que afecto el fenómeno meteorológico conocido como El Niño (más de 532.000), cuando la temperatura superficial del océano se elevó en la zona tropical del Océano Pacífico oriental. De igual modo los años más frescas durante La Niña con un promedio de 262.000. Las muertes podrían reducirse si se dejara de quemar  bosques tropicales con el fin de recoger aceite de palma y otros productos, es  la conclusión a la que Johnston llegó.

Sin embargo, los incendios se agudizarán en el futuro, de acuerdo con Mike Flannigan, de la Universidad de Alberta, y científico del gobierno  de Recursos Naturales de Canadá, quien ha realizado una investigación con el objeto de modelar  lo severos que serán los incendios entre los años 2081 a 2090.

Utilizando una variable que él llamó “gravedad de calificación acumulada diaria”, las proyecciones muestran que la actividad del fuego es “cada vez mayor y actúa sobre una parte mayor del mundo, especialmente en el hemisferio norte, con un factor de dos a tres.” Eso significa que debemos esperar “aumentos significativos” en la actividad del fuego a finales de este siglo a medida que el planeta se caliente.

“Es el clima extremo lo que impulsa la actividad del fuego, y si esperamos más clima extremo en el futuro, lo cual está sucediendo, entonces la cosa va a ponerse peor. Se está llegando a un punto que está más allá de nuestro control.”

Entre 350 y 450 millones de hectáreas se queman cada año en incendios forestales, lo que cubriría un área aproximadamente del tamaño de la India y combatirlo y contenerlo tiene un coste de miles de millones de dólares. “El riesgo para la vida e infraestructuras  va a aumentar con el cambio climático”, dijo Flannigan.

Los métodos actuales de lucha contra incendios, como la ayuda aérea, pueden tener que ser abandonados debido a que no son efectivos contra  incendios más intensos, añadió.“Va a ser muy difícil en el futuro gestionar los incendios forestales debido a que su intensidad va a ir en aumento y necesitaremos cambias de estrategia”.

En cambio, las personas que viven cerca de áreas boscosas pueden esperar evacuaciones más frecuentes y los constructores deben considerar materiales resistentes al fuego  y la elaboración de mejores métodos. Los gobiernos pueden tener en cuenta medidas más estrictas en materia de prevención, educación, sanciones y zonas restringidas, dijo. “Vamos a ver más fuego en el futuro en el horizonte. Un planeta más caliente conlleva más incendios.”

Autor: Kerry Sheridan

Enlace original: Warmer world will see more deadly fires

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s