Un nuevo modelo predice un futuro supercontinente: Amasia


Geofísicos de EE.UU. creen finalmente haber resuelto el enigma de cómo formaron los supercontinentes. Según su modelo, cada supercontinente reúne lo que han bautizado como un “Anillo de Fuego”; una zona de subducción ubicada a 90 ° del supercontinente anterior. Proyectando este modelo hacia el futuro, el supercontinente próximo que se prevé será “Amasia”; una fusión de América y Asia.

La colisión de los continentes en una sola masa enorme y su posterior distanciamiento  se cree que sigue un ciclo de entre 300 y 500 millones de años. El último supercontinente, Pangea, comenzó a desintegrarse hace alrededor de 200 millones de años, y un nuevo supercontinente se espera que se formen en el futuro. Dos hipótesis que compiten han sido previamente propuestas para explicar cómo va a suceder.

Una hipótesis dice que los continentes siguen a la deriva entre sí, con el Océano Atlántico ampliándose  y con el tiempo, América del Norte y Asia se uniran. En este modelo llamado “de extroversión”, el nuevo supercontinente es una versión de Pangea, solo que en el lado opuesto del globo.

Por otra parte, los continentes en algún momento pueden realizar un giro en U y la deriva se dirige de nuevo hacia su posición inicial. Esta hipótesis -el llamado  modelo “de introversión” se basa en las zonas de subducción nuevas que se abren,  y que permitan a la corteza oceánica del Atlántico hundirse de nuevo debajo de los continentes. Esto cerraría el Océano Atlántico, formando un nuevo supercontinente en el mismo lugar que Pangea.

Sin embargo, ninguno de estos modelos de éxito explica todas las características de las transiciones supercontinentales pasadas. Ahora,  geofísicos de la Universidad de Yale han desarrollado un tercer modelo, que dicen que proporciona un mejor ajuste a los datos anteriores.

En este modelo,  “orthoversion”, después de que un supercontinente se rompe, los continentes se alejan inicialmente, pero quedan atrapados dentro de una banda de norte a sur de la subducción; una reliquia del supercontinente anterior (en nuestro presente en la Tierra, esto es el Anillo de Fuego del Pacífico Fuego. El nuevo supercontinente se forma en esta banda, alrdedor del globo terráqueo (90 °) desde el centro de su predecesor.

Con el fin de probar su modelo, los investigadores utilizaron datos paleomagnéticos (registros del campo magnético de la Tierra, preservados en las rocas) para estudiar las variaciones en la rotación de la Tierra con respecto a su eje de rotación. Estas variaciones, conocidas como “desplazamiento polar verdadero”, son causadas por cambios en la distribución de la masa del planeta, son el intento de la Tierra para mantener el equilibrio de rotación. Un reajuste que tiene lugar durante millones de años.

Al combinar estos datos con el conocimiento de cómo los supercontinentes afectan al movimiento de la Tierra, los investigadores fueron capaces de calcular los ángulos entre los supercontinentes sucesivos. Su análisis revela un ángulo de 87 ° entre Pangea  y su predecesor Rodinia, y un ángulo de 88 ° entre Rodinia y su predecesor Nuna. A partir de estas dos mediciones independientes, los investigadores dedujeron que su modelo es el que mejor describe las transiciones entre supercontinentes.

Si el mismo mecanismo se aplica a nuestros continentes actuales, el modelo predice que habrá un supercontinente bautizado como Amasia, la unión de  América con Asia.  Américas se mantendrá en el Anillo de Fuego y la región del Océano Ártico y el Mar Caribe se cerrarán. Este modelo por lo tanto, pinta un panorama muy diferente a los previstos por los modelos de introversión y extroversión, el cual prevé el cierre de los océanos Atlántico y Pacífico, respectivamente.

“Nuestro modelo está en algún punto entre los dos modelos anteriores”, dice Ross Mitchell, autor principal del estudio. “Sin embargo, no proponemos una combinación confusa de estos dos modelos, sino que decimos que  90 ° parece ser la respuesta para cada ciclo de la historia de un supercontinente Es bueno que el registro geológico sea finalmente compatible con un modelo más grande tectónico.».

Peter Cawood, geólogo de la Universidad de St Andrews en el Reino Unido, dice que el estudio es importante porque explica “cómo ir de un supercontinente a otro”“En el pasado, nos preguntamos si existe” método en la locura ‘de las reconstrucciones continentales y en la posición de los continentes a través del tiempo. Si este estudio es correcto, la respuesta es sí. En efecto, hay un método y está impulsado por el desplazamiento polar verdadero”, añade.

Entonces, ¿cuándo podemos esperar ver este nuevo supercontinente? “Es muy probable que Amasia surja en algún momento dentro de entre 50 y 200 millones de años”, dice Mitchell. “Me sorprendería si los seres humanos durásemos tanto tiempo!”

La investigación aparece en la revista Nature

Autor: James Lloyd

Enlace original: How supercontinets are born

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s