Cómo funciona el cerebro cuando competimos contra otros


Investigadores han encontrado una manera de estudiar cómo nuestros cerebros evaluan el comportamiento y las posibles acciones futuras de los otros durante la competencia en interacciones sociales. Su estudio, que se describe en un artículo de Proceedings of the National Academy of Sciences , es el primero en utilizar un método computacional para desentrañar diferentes patrones de actividad cerebral durante estas interacciones.

“Cuando los jugadores compiten unos contra otros en un juego,  tratan de hacer un modelo mental de las intenciones de la otra persona, lo que van a hacer y cómo van a hacerlo, para que poder desarrollar una estrategia contra ello”, dice el investigador postdoctoral de la Universidad de Illinois, Kyle Mathewson, quien dirigió el estudio como estudiante de doctorado del Instituto Beckman, junto con el estudiante graduado Zhu Lusha y el profesor de economía afiliado a Beckman  Ming Hsu, quien ahora está en la Universidad de California, Berkeley. “Estábamos interesados ​​en este proceso que ocurre en el cerebro . “

Estudios anteriores han tendido en consideración sólo la forma en que se aprende de las consecuencias de las propias acciones, llamado “aprendizaje por refuerzo”, asegura Mathewson. Estos estudios han encontrado una mayor actividad en los ganglios basales, un conjunto de estructuras cerebrales que se sabe están involucrados en el control de los movimientos musculares, las metas y el aprendizaje. Muchas de estas estructuras envían dopamina a través del neurotransmisor.

“Eso ha sido muy bien estudiado y se ha descubierto que la dopamina parece llevar la señal para el aprendizaje sobre el resultado de nuestras propias acciones”, dijo Mathewson. “Pero, cómo podemos aprender de las acciones de otras personas no estaba muy bien estudiado.”

Los investigadores llaman a este tipo de aprendizaje “aprendizaje de  creencias.”

Para comprender mejor cómo el cerebro procesa la información en un entorno competitivo, los investigadores usaron imágenes por resonancia magnética funcional (fMRI) para rastrear la actividad en los cerebros de los participantes mientras jugaban un juego de competición llamado Carrera de Patentes, contra de otros jugadores. El objetivo del juego era para invertir más que el oponente en cada ronda para ganar un premio (una patente de valor considerablemente mayor que la cantidad apostada), y reducir al mínimo las pérdidas (la cantidad apostada en cada ensayo). La actividad era seguida por resonancia magnética funcional en el momento en que el jugador aprendía y catalogaba la cantidad que su oponente había apostado.

Un modelo computacional evaluó las estrategias de los jugadores y los resultados de los ensayos con el objeto de trazar un mapa de las regiones del cerebro implicadas en cada tipo de aprendizaje.

“Ambos tipos de aprendizaje fueron seguidos por la actividad en el estriado ventral, que es parte de los ganglios basales”, dijo Mathewson. “Esa zona es tradicionalmente conocida por estar involucrada en el aprendizaje por refuerzo, así que estábamos un poco sorprendidos al ver que el aprendizaje por creencia también está representada en esa área.”

“La creencia de aprendizaje también impulsó la actividad en la corteza cingulada anterior rostral, una estructura profunda en la parte frontal del cerebro. Esta región es conocida por estar involucrada en error de procesamiento, el arrepentimiento y aprendizaje social y emocional”, dijo Mathewson.

Los resultados ofrecen nuevos datos sobre el funcionamiento del cerebro, ya que está involucrado en el pensamiento estratégico, dijo Hsu, y puede ayudar a la comprensión de enfermedades neuropsiquiátricas que atentan contra esos procesos.

“Hay una serie de trastornos mentales que afectan a los circuitos cerebrales implicados en nuestro estudio”, dijo Hsu. “Estos incluye la esquizofrenia, la depresión y la enfermedad de Parkinson. Todos ellos afectan a estas regiones dopaminérgicas en las áreas frontales del cerebro y el cuerpo estriado. Así que en la medida en que podemos entender mejor estas funciones ubicuas sociales en entornos estratégicos, puede ayudarnos a entender cómo caracterizarlo y , con el tiempo, hallar tratamientos para los déficits sociales que son síntomas de estas enfermedades. “

Enlace original: I’ts not  a solitarie: Brain activity differs when one plays against others

Anuncios

Un pensamiento en “Cómo funciona el cerebro cuando competimos contra otros

  1. Pingback: ¿Cómo funciona el cerebro cuando competimos contra otros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s