Las pupilas son las ventanas de la mente


Los ojos son una ventana al alma, o al menos una ventana a la mente, según un nuevo estudio publicado en Perspectives on Psychological Science , una revista de la Association for Psychological Science. La medición del diámetro de la pupila, la parte del ojo que cambia de tamaño para dejar entrar más luz, puede mostrar a lo que una persona está prestando atención. La pupilometría,  ha sido utilizado en psicología social, psicología clínica, con seres humanos, animales, niños y bebés y la lista aun puede extenderse, dicen los autores del estudio.

La pupila es conocida por cambiar su tamaño en la reacción a la luz. En un cuarto oscuro, las pupilas se abren para dejar entrar más luz, tan pronto como se exponen a la luz del sol, reducen su tamaño. Esto impide que la retina, en la parte posterior del ojo, se vean abrumada por la luz brillante. Algo similar ocurre en respuesta a estímulos psicológicos, dice Bruno Laeng de la Universidad de Oslo, que co-escribió el estudio junto a Sylvain Sirois de la Université du Québec à Trois-Rivières y Gustavo Gredebäck de la Universidad de Uppsala en Suecia. Cuando alguien ve algo a lo que presta más atención, se agranda la pupila. No está claro por qué sucede esto, dice Laeng. “Una idea es que la ampliación del campo de información visual es beneficioso para la exploración”.

Sin embargo, sea como sea, es así. Los expertos en psicológica pueden utilizar el hecho de que las pupilas se amplían cuando sus dueños ven algo que les interesa.

Laeng ha utilizado el tamaño de la pupila para estudiar a pacientes con daños en el hipocampo, que generalmente causa amnesia severa. Normalmente, si se muestra a uno de estos pacientes una serie de imágenes, y luego se toma un breve descanso, para mostrar otra serie de imágenes, no diferencian las imágenes ya vistas de las nuevas. Pero Laeng midió las pupilas en estos pacientes mientras hicieron esta prueba y descubrió que la respuesta en las pupilas era diferente si la imagen era vista por primera vez o no. “Es una buena noticia, porque demuestra que algunos de los cerebros de estos pacientes, sin saberlo ellos mismos, son realmente capaces de hacer esa distinción”, dice.

Esto también podría ser útil en el estudio de bebés. Los niños muy pequeños no pueden decir a que están prestando atención. “Los psicólogos de desarrollo han utilizado todo tipo de métodos para obtener esta información sin tener que utilizar el lenguaje”, dice Laeng. Ver en que están interesados los bebés pueden dar pistas sobre si son capaces de reconocer diferentes formas, o  sonidos, por ejemplo. Un investigador puede mostrar a un niño dos imágenes y ver a cual de ellas mira durante más tiempo. La medición del tamaño de las pupilas de un niño podría hacer lo mismo sin necesidad de esa comparación.

Ya existe la tecnología necesaria para la medición de la dilatación de las pupilas, y muchos estudios de psicología moderna la utilizan, por ejemplo, para ver lo que un sujeto está realmente mirando. Laeng y sus colaboradores esperan convencer a otros científicos de psicológica para utilizar este método.

Enlace original: The pupils are the windows to the mind

Anuncios

Un pensamiento en “Las pupilas son las ventanas de la mente

  1. Pingback: Lo más leído en 2012 « Universo Doppler

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s