Un vistazo de cerca a una guardería estelar


Gracias a la increíble imagen de infrarrojos del telescopio Spitzer de la NASA, podemos echar un vistazo a una región de formación estelar. La luz infrarroja de esta imagen ha sido coloreada de acuerdo a la longitud de onda. La luz de 3,6 micrones es azul, 4.5 micrones es azul verdosa, de 8.0 micrones es verde, y 24 micrones roja. Los datos fueron tomados antes de la misión Spitzer agotara su refrigerante en 2009, y comenzara su parte “cálida” de la misión. Esta imagen muestra una de las áreas más activas y tumultuosa de la Vía Láctea: Cygnus X. La región se encuentra a unos 4.500 años luz de distancia, la nube de polvo de apariencia violenta contiene miles de estrellas masivas, y aún más de tamaño moderado. Es, literalmente, una sopa de estrellas

“El Spitzer capturó la gama de actividades que tienen lugar en esta nube de nacimiento estelar violenta”, dijo Joseph Hora, del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica en Cambridge, Massachusetts, quien presentó los resultados en la 219 ª sesión de la Sociedad Astronómica Americana en Austin , Texas. “Vemos las burbujas esculpidas por las estrellas masivas, los pilares que indican nuevas estrellas, oscuros filamentos alineados con embriones estelares y mucho más.”

Según la teoría popular, las estrellas se crean en regiones similares a Cygnus X. A medida que su progreso avanza, se alejan entre sí; se conjetura que el Sol una vez perteneció a una asociación estelar formada en un ambiente un poco menos extremo. En regiones como Cygnus X, las nubes de polvo se caracterizan por deformaciones causadas por vientos estelares y radiación alta. Las estrellas masivas, literalmente, destrozan las nubes donde nacen. Esta acción puede detener la formación de otras estrellas… pero también puede causar la aparición de otras.

“Una de las preguntas que queremos responder es cómo un proceso tan violento puede llevar tanto a la muerte como al nacimiento de nuevas estrellas”, dijo Sean Carey, miembro del equipo del Spitzer Center de la NASA en el Instituto de Tecnología de California, en Pasadena, California . “Todavía no sabemos exactamente cómo se forman las estrellas en entornos tan perjudiciales”.

Gracias a los datos en infrarrojo del Spitzer, los científicos son ahora capaces de pintar un cuadro más claro de lo que ocurre en los complejos de polvo. Lo que permite a los astrónomos ver detrás del velo, donde las estrellas embrionarias se ocultan; las zonas destacan como pilares en formación de estrellas en el interior de sus cavidades. Otra revelación son los oscuros filamentos de polvo, donde las estrellas incrustadas tienen su hogar. Imágenes como ésta llevan a los científicos a hacerse preguntas sobre cómo podrían estar relacionados estos filamentos y pilares.

Tenemos pruebas de que las estrellas masivas están provocando el nacimiento de otras nuevas en los filamentos oscuros, además de en los pilares, pero aún nos queda mucho trabajo por hacer”, dijo Hora.

Autor: Tammy Plotner

Enlace original: Cooking stars in Cygnus X

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s