El humeante núcleo de la Nebulosa Omega


Una nueva imagen de la Nebulosa Omega, captada por el Very Large Telescope (VLT) de ESO, es una de las más nítidas de este objeto jamás obtenida desde tierra. Muestra las polvorientas partes centrales de color rosa de esta conocida  guardería estelar, revelando extraordinarios detalles en este paisaje cósmico de nubes de gas, polvo y estrellas recién nacidas.

El colorido gas y el polvo oscurecido de la Nebulosa Omega son la materia prima necesaria para la creación de la siguiente generación de estrellas. En esta zona concreta de la nebulosa, las estrellas más nuevas de la escena —de un brillo deslumbrante y reluciente color blanco azulado— iluminan todo el conjunto. Los lazos de polvo de aspecto humeante de la nebulosa se recortan sobre el fondo de gas incandescente. Los colores rojizos dominantes, que se extienden por esta parte en forma de nube, surgen del hidrógeno en forma de gas, que brilla bajo la influencia de los intensos rayos de luz ultravioleta que emanan de las jóvenes estrellas calientes.

La Nebulosa Omega ha tenido muchos nombres, dependiendo de quién, cuándo y qué se creía estar observando en cada caso. Estos otros nombres incluyen el de la Nebulosa del cisne, Nebulosa de la herradura e incluso Nebulosa de la langosta. El objeto también fue catalogado como Messier 17 (M17) y NGC 6618. La nebulosa está ubicada a una distancia de 6.500 años luz en la constelación de Sagitario. Objetivo popular entre los astrónomos, este campo de polvo y gas iluminado se clasifica como una de las cunas de estrellas masivas más joven y más activas de la Vía Láctea.

La imagen se obtuvo con el instrumento FORS (Focal Reducer and Spectrograph) instalado en Antu, uno de los cuatro Telescopios Unitarios del VLT. Además del enorme telescopio, la precisión de esta imagen fue posible gracias a la estabilidad del cielo durante la observación (pese a la existencia de algunas nubes). El resultado es esta nueva imagen se encuentra entre las más nítidas de esta parte de la Nebulosa Omega tomada jamás desde tierra.

Esta imagen es una de las primeras producidas como parte del programa ESO Cosmic Gems (Joyas Cósmicas de ESO)

Enlace original: The smokey heart of the Omega Nebula

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s