Un año de ciencia


El grafeno y sus “milagrosas” utilidades

Sin duda alguna, 2011 ha sido el año del grafeno y de sus casi milagrosas utilidades. Células solares, conductores, medicina… casi ningún campo parece estar fuera del alcance de su versatilidad.

Además de ayudar a sus descubridores a ganar el Nobel, el grafeno se postula como el super-material del siglo XXI. Reconocido como el material más resistente hallado hasta la fecha, todo cuanto lo rodea es motivo de interés y nuevos descubrimientos sobre sus usos potenciales son noticia en medios de comunicación casi a diario.

Mientras se sigue experimentando con sus posibles utilidades, el grafeno ya es una realidad para grandes compañías que invierten dinero y esfuerzo en su estudio.

Neutrinos supralumínicos

Recientemente el LHC  se ha cobrado su primera pieza desde que comenzara a funcionar hace tres años; una fascinante partícula que combina materia y anti-materia y que promete generar ríos de tinta a lo largo de 2012. Pero la búsqueda del Bosón de Higgs sigue siendo el Santo Grial de la física actual. El cerco a esta fascinante pieza del puzzle del Modelo Estándar se cierra cada vez más pero de momento solo sigue siendo una quimera y se empeña en escurrirse entre los dedos de  físicos de todo el mundo. ¿Quien sabe si el año próximo será una realidad tangible?

Aun y con todo, este año la partícula estrella en física ha sido el también escurridizo neutrino y sus propiedades supralumínicas anunciadas a finales de verano por científicos del experimento OPERA.

Atreverse a violar uno de los preceptos más arraigados de la física como es el límite de velocidad que impone la luz no iba a ser algo que pasara desapercibido y la controversia generada tras el anuncio no dejó indiferente a nadie.

 Tras la polémica, la cuestión  sigue estando en el punto de mira y no hay una conclusión aceptada por todos. Mientras que los detractores  se apoyan en errores o defectos de forma en la medición, sus descubridores realizan nuevas pruebas y sus medidas abalan sus hallazgos. ¿Se puede ir más rápido que la velocidad de la luz? Solo el tiempo dirá si Eistein se equivocaba o no.

¿Hay alguien ahí fuera?

2011 ha sido un gran año en materia de exploración espacial. Hemos visitado cometas y hemos puesto rumbo a planetas poco explorados como Mercurio. Nuestra exploración del cosmos se amplía a un ritmo incesante y a diario se añaden nuevos exoplanetas al catalogo de los ya hallados y se postulan nuevos candidatos a clones de La Tierra entre ellos.

Exploramos nuestro sistema solar como nunca antes y teorizamos sobre formas en las que la vida podría darse.  Marte, con el lanzamiento hace escasas semanas de la misión Curiosity y las numerosas informaciones sobre él a lo largo del año, sigue siendo una prioridad en nuestros objetivos.

Nuestros conocimientos sobre el origen y destino del Universo y los momentos posteriores al Big Bang, gracias a su recreación en el LHC han avanzado espectacularmente durante este año.  Y 2012 promete no quedarse atrás. 

Por otro lado, el casi seguro hallazgo de agua en Europa y Encélado nos hace estar un poco más cerca de poder responder a la pregunta de si hay alguien ahí fuera. ¿Será 2012 el año en que podamos responderla definitivamente?

Un año de salud

Los avances en medicina durante 2011 han sido más que notables. Innovadores métodos para detectar enfermedades como el cáncer, exitosos tratamientos contra esta y otras enfermedades o soluciones para mejorar la calidad de vida de personas de todo el mundo que sufren diferentes minusvalías son un buen ejemplo de ello. 

También la salud mental ha sido un campo donde la ciencia ha realizado grandes avances a lo largo del año. Detallados estudios sobre diferentes dolencias como la depresión, el autismo o el EPT y tratamientos cada vez más efectivos nos deben hacer ser optimistas sin perder de vista el presente. 

Sabemos más que nunca sobre enfermedades mortales como el cáncer o el VIH y cada día que pasa nuevos estudios dan un paso adelante para erradicar estas dolencias de nuestras vidas.

Tampoco podemos olvidar la lucha para combatir enfermedades aun latentes en países en vías de desarrollo y que gracias a investigadores e instituciones a lo largo de todo el planeta están logrando logros significativos. Así pues, podemos sentirnos esperanzadas con respecto al futuro en investigación médica.

 

2011 ha sido pues un año fascinante de ciencia para los que con ojos curiosos nos acercamos a su entresijos cada día. Todos los campos y disciplinas, desde las que abarcan el minúsculo submundo atómico hasta las que estudian lo infinitamente grande como el cosmos, pasando por los empeños en mejorar nuestra salud o hacer avanzar la tecnología, han experimentado un crecimiento que nos hace mirar el mañana con optimismo y esperanza.

Hallar vida en el Universo, descifrar el enigma escrito en nuestro código genético, explorar nuevos mundos o mejorar la calidad de nuestras vidas hasta niveles nunca vistos están más al alcance de nuestra mano que nunca. 

Las colaboraciones científicas y la interconectividad entre expertos de todo el planeta gracias a las nuevas tecnologías ya no son un sueño del pasado sino una realidad que nos hace avanzar hacia un futuro mejor. Cada día hay nuevos estudios en los más diversos campos que nos hacen ir un paso más allá en el conocimiento de cuanto nos rodea. Nunca en la historia del ser humano nuestro saber ha sido mayor, ni los medios para divulgar nuestros hallazgos tan globales, interactivos e instantáneos. Miles de estudios y resultados son subidos a la red cada día y a veces resulta difícil distinguir la paja del grano. 

Como traductor de un blog de divulgación científica, semejante tarea resulta un verdadero reto pero, como curioso nato, me enfrento cada día a la tarea con pasión y, como un niño que descubre un mundo nuevo en cada noticia, intentó trasmitir mi amor y fascinación por el conocimiento y mi esperanza de que ello nos hará mejores personas. Si lo he conseguido aunque sea un poco durante este año, el objetivo con el que este blog fue creado se ha cumplido. Por ello, quiero agradeceros vuestras visitas y comentarios.

No quisiera acabar este resumen de 2011 sin hacer una pequeña mención a los tiempos que vivimos y en los que los recortes en educación, investigación y ciencia en general son el pan de cada día. Desde mi modesta opinión, son precisamente estos tiempos de carencias y vacas flacas los que nos han de empujar a avanzar más aun en nuestros conocimientos como el mejor modo de capear el temporal.

Dicho de otro modo y en palabras de Louis Pasteur: “La ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones y la fuente de vida de todo progreso.”

 

Feliz 2012 y gracias por estar “al otro lado.”

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s