Crónica de la gigantesca tormenta de Saturno registrada por la Cassini


Nuevas imágenes y animaciones de la sonda espacial Cassini, de la NASA, narran  el nacimiento y evolución de la tormenta colosal que asoló la cara norte de Saturno durante casi un año.

Estos nuevos datos a todo color muestran la tormenta desde su surgimiento como una pequeña mancha en una sola imagen, hace casi un año, el 5 de diciembre de 2010, hasta su crecimiento posterior a una tormenta tan grande que abarcaba todo el radio del planeta a finales de enero de 2011.

La monstruosa tempestad, que se extendía de norte a sur aproximadamente 15.000 kilómetros, es la más grande vista en Saturno en las últimas dos décadas y, con mucho, la más grande  jamás observada desde una sonda interplanetaria. El mismo día que las cámaras de alta resolución de la Cassini capturaron las primeras imágenes de la tormenta, la radio de la Cassini y el instrumento de ondas de plasma detectó la actividad eléctrica asociada, revelando que se trataba de una tormenta convectiva. La fase activa de convección de la tormenta terminó a finales de junio, pero las nubes turbulentas que creó permanecen en la atmósfera todavía hoy.

La tormenta tuvo un periodo de actividad de 200 días, lo que la hace, también,  la más duradera a nivel global jamás vista en Saturno. El récord anterior estaba en un estallido avistado en 1903, que permaneció durante 150 días. La grave perturbación de la fotografiada hace 21 años por el Telescopio Espacial Hubble y comparable en tamaño a la actual tormenta, duró sólo 55 días.

Las imágenes recogidas y las películas registradas por la Cassini puede verse en http://www.nasa.gov/cassini y http://saturn.jpl.nasa.gov y en http://ciclops.org  E incluye mosaicos de docenas de imágenes unidas, presentadas tanto en colores reales como en falsos.

“La tormenta de Saturno es más como un volcán que parecida a un sistema climático terrestre”, dijo Andrew Ingersoll, miembro del equipo de imágenes de la Cassini en el Instituto de Tecnología de California, Pasadena. “La presión se acumula durante muchos años antes de que la tormenta estalle.  El misterio es que no hay nada, como rocas, para aguantar esa presión.. una posible razón que haría retrasar la erupción durante tantos años”

La Cassini ha tomado cientos de imágenes de la tormenta, como parte del equipo de imágenes de  la campaña “Saturn Storm Watch. En este esfuerzo, la Cassini tomó rápidamente imágenes de la tormenta, entre otras observaciones tanto como de Saturno o sus anillos, como de sus lunas. Las nuevas imágenes, junto con otras imágenes de alta calidad recogidos por la Cassini desde el año 2004, permitirá a los científicos rastrear los sutiles cambios acontecidos en el planeta y que precedieron a la formación de la tormenta; que  han puesto de manifiesto puntos de vista del desarrollo de la tormenta, como la velocidad del viento o las altitudes a las que esto sucedía.

La tormenta apareció por primera vez a unos 35 grados de latitud norte y, finalmente,  envolvió en todo el planeta para cubrir aproximadamente 5 mil millones de kilómetros cuadrados. La mayor perturbación que la Cassini había presenciado en Saturno ocurrió en una banda de latitud del hemisferio sur denominada “Tormenta Alley” debido a la prevalencia de tormentas en la región. Esa tormenta duró varios meses, entre 2009 y 2010. La alteración fue en realidad un conjunto de tormentas eléctricas, cada una de las cuales duraron hasta cinco  y sólo afectó el clima local. La alteración del norte de los últimos años es una sola tormenta eléctrica que se prolongó de forma continua durante más de 200 días y ha impactado en casi una quinta parte de todo el hemisferio norte.

“Esta nueva tormenta es un tipo completamente diferente de bestia en comparación con lo que vimos en Saturno con anterioridad”, dijo Kunio Sayanagi, un asociado de  la misión Cassini y científico planetario de la Universidad de California en Los Ángeles. “El hecho de que tales arrebatos sean episódicos y sigan ocurriendo en Saturno cada 20 a 30 años, nos está diciendo algo acerca de lo profundo del planeta, pero todavía tenemos que averiguar de qué se trata.”

Los planes actuales para continuar la misión hasta 2017 ofrecerán nuevas oportunidades a la sonda para presenciar cambios en la atmósfera del planeta a medida que avancen las temporadas de verano del hemisferio norte.

“La capacidad de estar en órbita y  convertirse en un ojo  dondequiera que sea necesario, nos ha permitido controlar este fenómeno extraordinario”, dijo Carolyn Porco, líder del equipo de imágenes del Space Science Institute, en Boulder, Colorado “Siete años de ventaja en tener estas oportunidades ya han hecho de la Cassini una de las misiones de sobrevuelo planetario más productivas científicamente  que hayamos lanzado nunca. “

La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana. El Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, dirige la misión para el Directorio de Misiones Científicas de la agencia en Washington. El orbitador Cassini y sus dos cámaras a bordo fueron diseñadas, desarrolladas y ensambladas en el JPL. El equipo de imágenes tiene su base en el Space Science Institute en Boulder, Colorado. El JPL es una división del Caltech.

Para más información sobre la misión Cassini-Huygens, visite www.nasa.gov/cassini y saturn.jpl.nasa.gov

Autor: Jia-Rui Cook

Enlace original: Cassini chronicles the life and times of Saturn’s giant storm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s