Un lago subterráneo enterrado 500.000 años bajo el hielo en la Antártida


Se ha dado el visto bueno a un equipo internacional de científicos liderado por el Reino Unido para explorar una de las últimas grandes fronteras del planeta – un antiguo lago escondido muy por debajo de la capa de hielo de la Antártida. Enterrado bajo 3 km de hielo, el lago -del tamaño del Lago Windermere (Reino Unido)- puede haber estado aislado cientos de miles de años y podría contener formas de vida únicas. El equipo espera que la exploración ofrezca pistas vitales acerca de la vida en la Tierra, el cambio climático y el futuro aumento del nivel del mar.

Tras el éxito a principios de 2008 de un proyecto del Año Polar Internacional para mapear la extensión y profundidad de subglacial Ellsworth Lake, el Natural Environment Research Council (NERC) ha financiado un consorcio de investigadores multidisciplinares procedentes de nueve universidades del Reino Unido, el British Antarctic Survey y el Instituto  Oceanográfico de Southampton.

Durante los próximos cinco años los investigadores adquirirán y desarrollarán las tecnologías necesarias para este ambicioso proyecto. Durante la temporada de invierno 2012-2013 en la Antártida, el equipo de investigación se irá a la parte más occidental del continente helado, con la intención de recoger muestras de agua del lago, en búsqueda de formas de vida diminutas nunca antes vistas, y para extraer sedimentos del fondo con el fin de encontrar pistas sobre cómo el clima ha cambiado durante los últimos miles de años.

El profesor Martin Siegert, de la Universidad de Edimburgo, dijo:

“Este es un punto de referencia en la exploración polar – nuestro equipo será el primero en explorar este antiguo lago. Es un lugar oscuro y frío, aislado del mundo exterior y es probable que contenga formas de vida únicas. Esperamos descubrir más acerca de cómo la vida puede existir en ambientes extremos y la forma en que la Antártida ha cambiado en el pasado. Lo que podría ayudarnos a entender más acerca de otros lugares de la Tierra “

En un entorno tan extremo, la mera presencia de vida ya sería un gran descubrimiento científico, pero hay razones muy fuertes para esperar que los microorganismos que se hallen posean adaptaciones especiales o exclusivas de este hábitat poco común y potencialmente hostil.

David Blake, Jefe de Tecnología e Ingeniería de la British Antarctic Survey y participante deel proyecto, dice:

“Este proyecto es un gran reto científico y la tecnología necesaria para perforar tres kilometros a través del hielo, sin contaminar el lago, es igual de ambiciosa. En los próximos años vamos a construir un simulacro de sonda de agua caliente y hacer los preparativos para el transporte de una sofisticada operación de profundidad en el interior de la Antártida Occidental. Realmente estamos en las fronteras de la exploración científica “.

La exploración de los lagos subglaciales es parte de un esfuerzo internacional para comprender las principales cuestiones mundiales, como la vida en ambientes extremos o el cambio climático.

Créditos imagen: British Antartic Survey

Enlace original: Final Frontier: mission to explore buried ancient Antartic lake given green light

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s