¿Vida metálica? Un experimento demuestra que es posible


¿Podría una forma de vida metálica haber evolucionado en algún exoplaneta remoto de la Vía Láctea de un modo similar a cómo la vida orgánica se desarrolló en la Tierra? Un grupo de investigadores escoceses se afanó en demostrar que esto es posible mediante la unión de la reproducción y la evolución de células sintéticas hechas enteramente de metal. 

Un equipo de la Universidad de Glasgow ha creado un tipo de burbujas celulares llamadas iCHELLs, compuestas de elementos metálicos como el tungsteno unido al oxígeno y al fósforo. Estas burbujas pueden auto-ensamblarse, y exhiben muchas de las mismas propiedades que permiten a las células biológicas hacer lo que hacen, incluyendo tener una estructura interna y una membrana externa selectivamente porosa que pueda permitir que otras moléculas pasen a través. Incluso pueden establecer celdas metálicas hasta realizar la fotosíntesis.

El reto estaba en crear células metálicas con algo similar al ADN para que pudieran auto-replicarse y evolucionar, lo que de hecho, ha resultado ser posible; las burbuas pueden utilizarse entre sí como plantillas para crear más burbujas, y los experimentos sugieren que incluso pueden modificar su propia química para adaptarse a diferentes ambientes. Si, efectivamente, resulta posible que la vida  metálica haya evolucionado, tendría enormes implicaciones en nuestra búsqueda de vida extraterrestre.

En otros lugares, como algo sacado de “Terminator 2”, los investigadores están desarrollando técnicas para la guerra del futuro y crear materiales que se auto-ensamblen o alteren su forma, cumpliendo una función para luego desmontarse. Estas capacidades ofrecen la posibilidad de crear aeronaves y vehículos terrestres moldeables, uniformes que puedan alterarse en cualquier clima, y nanobots que fluyan como el mercurio a través de pequeñas aberturas para entrar en cuevas y búnkers. 

Varios equipos de universidades, incluyendo Harvard, Cornell, y MIT, están trabajando en diferentes enfoques para crear “materia programable” hecha de piezas individuales que puedan auto-ensamblarse en herramientas o piezas de repuesto. Uno de los enfoques que están siendo examinado utiliza hojas autoplegables de materiales que puedan formar figuras tridimensionales.  

Una nueva y revolucionaria tecnología está siendo desarrollada por DARPA y podría permitir a los  líderes de guerras futuras estar al mando de  equipamiento capaz de cambiar de forma para cumplir con nuevos operativos o necesidades o formar piezas de repuesto y herramientas. 

“La distinción entre materiales y máquinas está desapareciendo. Los materiales actúan como computadoras y sistemas de comunicaciones y los sistemas de comunicaciones y las computadoras actúan como materiales “, asegura el director del programa Mitchell R. Zakin. 

El programa de materia programable lleva aproximadamente cinco meses de su segunda fase, que está prevista dure unos 15 meses. La primera fase supuso la utilización de cinco equipos, dos de la Universidad de Harvard, dos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y uno de la Universidad de Cornell,  formados por expertos de diversas disciplinas como computación, robótica, biología, ingenieros químicos , ingenieros mecánicos, físicos y artistas.

Entre los proyectos hay fascinantes desarrollos como una llave que se desmonta de nuevo en sus componentes, convirtiéndose en un martillo.

El rango  de desarrollo de los equipos consiste en objetos de dos dimensiones que se pliegan en formas tridimensionales gracias a partículas que se acumulan a grandes estructuras. Un grupo está construyendo lo que Zakin describe como “auto-plegado origami”; máquinas que utilizan hojas de material especializado con una función  y datos concretos. Estas máquinas utilizan la vanguardia de teoremas matemáticos que trabajan con objetos que se pliegan en tres dimensiones. 

Un equipo de la Universidad de Harvard ha desarrollado un lenguaje de programación para manipular el ADN. Los investigadores pueden ordenar interacciones de unión entre  largas hebras de ADN sintetizado, algo que nunca se ha hecho antes. 

Otro equipo ha desarrollado una forma de programa que afecta a  objetos y al ADN. Las hebras de ADN actúan como un “velcro molecular” que sujeta objetos pequeños para montar  una herramienta. Después de que se utiliza, el ADN puede ser dirigido a desmontar el objeto. a

Otro equipo imita las funciones biológicas en escalas milimétricas para copiar cómo se construyen las proteínas en  organismos vivos. Los científicos crearon un lenguaje de programación que permite a cada componente del material procesar la información. “Cuando ponemos todo junto  a trabajar, es un equipo”

Enlace original: Alien metalic life may exist in the Universe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s