Un nuevo tipo de entrelazamiento posibilitaría el “viaje en el tiempo”, según un nuevo estudio


El entrelazamiento cuántico es el fenómeno extraño en el que dos o más partículas se vinculan entre sí tan profundamente  que comparten la misma existencia.

Eso lleva a algunos efectos contradictorios, en particular, cuando dos partículas entrelazadas están ampliamente separadas. Cuando eso sucede, una medición en una de ellas influye inmediatamente en la otra, independientemente de la distancia entre ellas. Esta ” acción  a distancia fantasmal” (tal y cómo el propio Eistein la catalogó) tiene profundas implicaciones sobre la naturaleza de la realidad, y una comprensión clara de ello es algo a lo que todavía los físicos no han llegado.

Ahora, han aparecido nuevas piezas del puzzle. Jay Olson y Timothy Ralph de la Universidad de Queensland en Australia dicen que han descubierto un nuevo tipo de entrelazamiento que se extiende no a través del espacio, sino a través del tiempo.

Comienzan a pensar en un universo simplificado que consiste en una dimensión de espacio y un tiempo.

Es fácil trazar este universo en un plano con un eje x correspondiente a una dimensión espacial y un eje y correspondiente al tiempo.

Si usted se imagina el presente como el origen de este gráfico, el futuro forma una cuña que es simétrica respecto al eje.Su pasado es una imagen espejo de esta cuña y se refleja en el eje x.

Cuando dos partículas están presentes,  en el eje X, sus cuñas se solaparán en el futuro y en el pasado. Esto tiene un significado simple: estas partículas podrían haber interactuado en el pasado y podría volver a hacerlo en el futuro, pero sólo en las áreas de solapamiento.

Los cortes convencionales se entrelazan en este mundo, literalmente. Actúa a lo largo del eje x, que une las partículas al instante en el tiempo y en desafío a los límites de estas cuñas.

Lo qué Olson y Ralph muestran con este resultado es que también pueden entrelazarse con la misma facilidad  a lo largo del eje y. En otras palabras, el entrelazamiento es tan profundamente en el universo que una medida en el pasado tiene una influencia automática en el futuro.

Esto puede parecer una perogrullada porque, ¿no es así como funciona el universo? Pero es algo más que la conocida causa y efecto, hay más matices interesantes en este fenómeno.

Para ver cómo funciona, imaginemos un experimento que Ralph y Olson describen, y en el que un qubit es enviado al futuro. La idea es que un detector actúa sobre ese qubit y luego genera un mensaje clásico que describe cómo estas partículas pueden ser detectados. Entonces, en algún momento en el futuro, otro detector en la misma posición en el espacio, recibe este mensaje y lleva a cabo la medida necesaria, con lo que se reconstruye ese qubit.

Pero hay una vuelta de tuerca aún en este asunto. Olson y Ralph muestran que la detección de los qubits en el futuro debe ser simétrica en el tiempo con su creación en el pasado. “Si el detector se activa cuando faltan 15 minutos para las 12:00, el detector de futuro debe esperar para activarse, precisamente a las 12:15 con el fin de lograr entrelazarse”, dicen. Por esa razón, llaman a este proceso “teletransporte en el tiempo”.

Pero, ¿cómo se diferencia de la existencia ordinaria? Después de todo, todos somos viajeros en el tiempo, moviéndose hacia el futuro al mismo ritmo. ¿Qué tiene de especial la ruta de Olson y Ralph?

La respuesta es que la teleportación de Olson y Ralph proporciona un acceso directo al futuro. Lo que estamos diciendo es que es posible viajar en el futuro sin estar presente durante el tiempo intermedio.

Ese es un escenario fascinante que de inmediato suscita muchas preguntas. Uno de los primeras que vienen  a la mente es ¿qué ventaja podemos obtener de este proceso. ¿Sería posible, por ejemplo, hacer que las partículas de corta vida sobrevivieran más tiempo teletransportarlas hacia el futuro?

No está claro. Del mismo modo que tampoco está claro como podría realizarse ese experimento. Presumiblemente, no sería muy diferente al tipo de teletransporte que se hace en los laboratorios de todo el mundo de un modo rutinario de hecho, Olson y Ralph aseguran que el teletransporte en el tiempo es compatible con el entrelazamiento cuántico).

Eso significa que es sólo cuestión de tiempo antes de que alguien lo intente. Veamos que sucede entonces.

Ref: arxiv.org/abs/1101.2565 – Extraction Of Timelike Entanglement From The Quantum Vacuum

Enlace original: New type of entanglement allows “teleportación in time”, say physicists

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s