La estructura cerebral se corresponde con la personalidad


Los psicólogos han calculado que todos los rasgos de personalidad se pueden dividir en cinco factores, comúnmente llamados Big Five: la escrupulosidad, la extraversión, el neuroticismo, la agradabilidad, apertura e intelecto. Colin DeYoung de la Universidad de Minnesota y sus colegas querían saber si estos factores de personalidad se corresponden con  las estructuras del cerebro.

Para el estudio, 116 voluntarios contestaron un cuestionario que permita describir su personalidad, después, se les sometió a una prueba de imagen cerebral que mide el tamaño relativo de las distintas partes del cerebro. Mediante un software, se  deformó la imagen de cada cerebro de manera que los tamaños relativos de las diferentes estructuras se pudieran comparar. Varias relaciones se encontraron entre el tamaño de ciertas regiones del cerebro y la personalidad. La investigación aparece en la revista Psychological Science, una publicación de la Association for Psychological Science.

Por ejemplo, “Todo el mundo tiene un sentido común de lo que la extraversión; alguien alguien al que se define como locuaz, extrovertido o descarado”, dice DeYoung. “Este tipo de personas obtiene más placer en cosas que tengan que ver con cierta interacción social, y están también más motivados para buscar la recompensa, que es parte de los motivos por los  qué suelen ser más constantes y firmes.” Esa búsqueda de la recompensa se cree que es uno de los principales factores de extraversión. Estudios anteriores habían encontrado partes del cerebro que se activaban con la consecución de ciertos éxitos. Así DeYoung y sus colegas razonaron que esas regiones debería ser mayor en personas que son más extrovertidos. De hecho, encontraron que una de esas regiones, la corteza orbitofrontal medial (justo por encima y detrás de los ojos)  es significativamente mayor en los sujetos del estudio con tendencia a la extraversión.

El estudio encontró asociaciones similares para la conducta más severa que se asocia con la planificación, el neuroticismo, una tendencia a experimentar emociones negativas que se asocia con la sensibilidad a la amenaza y el castigo, la amabilidad, que se refiere a partes del cerebro que nos permiten entender sus emociones, intenciones y estados mentales. Sólo la apertura y el  intelecto no se asocian claramente con ninguna de las estructuras cerebrales previstas.

“Esto parece indicar que en realidad podemos encontrar los sistemas biológicos que son responsables de estos patrones de comportamiento complejo y la experiencia que hacen que los individuos se conviertan en gente”, dice DeYoung. Señala, sin embargo, que esto no quiere decir que la personalidad sea inmutable desde el nacimiento, el cerebro crece y cambia a medida que lo hace. Algunas experiencias pueden cambiar el cerebro a medida que se desarrolla, y esos cambios pueden influir en la personalidad.

Enlace original: Brain structure correponds to personality.

Para saber mas: Big Five (eng).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s