El Hubble desvela el misterio de los recientes sucesos de Júpiter


Júpiter ha saltado a la palestra astronómica estos días por dos sucesos inexplicables. Uno de ellos es la  desaparición de una de las características franjas ecuatoriales que rodean al mayor planeta de nuestro sistema solar. El segundo hecho es un impacto que dejó una luminosa y extraña marca parecida a un relámpago.  Por todo ello, los astrónomos decidieron que tenían que poner el Telescopioespacial Hubble a trabajar en ello. Nuevas y detalladas observaciones del mismo han aportado algunas ideas acerca de estos dos sorprendentes acontecimientos recientes.

A las  22:31 (CEST) del pasado 03 de junio, una extraña luz brillante se vio en el planeta. Las imágenes fueron grabadas en vídeo por un astrónomo aficionado en Australia. En Filipinas, otro astrónomo amateur confirmó que había grabado el mismo suceso. Se da la curiosidad de que el descubridor de este hallazgo fue Anthony Wesley, también descubridor del famoso impacto contra Júpiter hace casi un año.

Los astrónomos de todo el mundo sospechaban que algo de considerable tamaño debía haber golpeado al planeta para desatar un destello de energía lo suficientemente brillante como para ser visto desde la Tierra.  Pero se desconocía el tamaño del objeto que había impactado y cuanto había penetrado este en la la atmósfera jupiteriana. En las últimas dos semanas se han efectuado numerosas búsquedas  de indicadores de un golpe directo como las dejadas por impactadores anterior.

El 7 de junio, los astrónomos giraron entonces el versátil  Hubble apuntando al planeta gaseoso, y no encontraron ninguna señal de residuos por encima de las nubes de Júpiter. Esto significa que el objeto no golpeó la superficie directamente, sino que explotó como una bola de fuego en la atmósfera.

En cambio, el flash que pudo verse, se cree que proviene de un gigante meteorito que ardió por encima de cimas de nubes de Júpiter, a  una profundidad suficiente en la atmósfera como para no dejar ninguna nube de restos delatores, según lo visto en anteriores choques Júpiter.

“Las cimas de las nubes y el lugar del impacto habría aparecido de una tonalidad oscura en ondas del espectro ultravioleta y las imágenes hubieran sido visibles, debido a los restos de la explosión “, dijo Heidi Hammel, miembro del equipo del Instituto de Ciencia Espacial en Boulder, Colorado. “No hay ningún elemento que tenga esas características distintivas, lo que sugiere que no habría habido una gran explosión sino algo más parecido a una bola de fuego.”

Las  manchas oscuras de la atmósfera de Júpiter se empañaron cuando una serie de fragmentos del cometa  Shoemaker-Levy 9 impactó contra Júpiter en julio de 1994, y una oscura zona similar se vio en julio de 2009 cuando un presunto asteroide se estrelló contra el planeta. El tamaño de este último intruso se estima en tan sólo una fracción del tamaño de estos objetos.

“Las observaciones de estos impactos son como tener una ventana al pasado. A los procesos que dieron forma a nuestra Sistema Solar, en su historia temprana “, dijo el miembro del equipo Leigh Fletcher de la Universidad de Oxford, Reino Unido. “Al comparar los dos colisiones anteriores  se espera que aporten una nueva perspectiva a este  tipo de procesos de impacto en el exterior del Sistema Solar, y la respuesta física y química de  la atmósfera de Júpiter ante estos acontecimientos sorprendentes. “

Que el Hubble apuntará hacía el planeta, representó también una oportunidad magnifica para que los astrónomos echarán una mirada de cerca a los cambios en la atmósfera de Júpiter tras la desaparición de la nube oscura conocida como Cinturón Ecuatorial Sur.

Una capa ligeramente a mayor altitud de las nubes blancas de cristal de hielo de amoníaco parece oscurecer las más profundas y oscuras nubes del cinturon.”Pronóstico que el tiempo para el Cinturón Ecuatorial del sur de Júpiter será nublado con la posibilidad de amoniaco”, bromeó Hammel.

El equipo predice que estas nubes de amoníaco, deberían  eliminarse en unos pocos meses, como lo han hecho en el pasado. A mediad que ello suceda, pequeños puntos oscuros surgirán en la atmósfera del planeta.

“Las imágenes del Hubble muestran que estos puntos son los agujeros resultantes de corrientes descendentes. A menudo vemos este tipo de agujeros cuando un cambio va a ocurrir “, dijo Amy Simon-Miller, del Centro  Goddard de Vuelos Espaciales .

“La última desaparición en el Cinturón Ecuatorial Sur se remonta a principios de 1970. Hasta ahora no habíamos podido ser capaces de estudiar este fenómeno con tanto detalle”, agregó Simon-Miller.“Los cambios de los últimos años se suman a una base de datos extraordinaria sobre los cambios dramáticos en nubes de Júpiter.”

Autor: Nancy Atkinson.

Enlace original: Hubble delves into two recents Jupiter mysteries.

Para saber más: Telescopio Hubble.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s