Gen relacionado con enfermedades autoinmunes


Las diferencias en la secuencia de un solo gen pueden ser en parte responsables de causar en torno al 2% de los trastornos autoinmunes relativamente comunes como la diabetes y la artritis.

El gen codifica una enzima llamada acetilestereo ácido siálico (SIAE) que regula las células B del sistema inmunitario; las células responsables de producir anticuerpos contra los invasores extraños. En 24 de 923 personas con afecciones como la enfermedad de Crohn, la diabetes tipo 1, artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico y esclerosis múltiple, el gen estaba presentaba una variación.

Durante los últimos cinco años,  diferentes estudios sobre el genoma en grandes grupos de pacientes han buscado que ocurre a variaciones genéticas asociadas con enfermedades complejas que, probablemente no tienen una causa genética única. Aunque muchas de estas variaciones han sido identificadas, explican poco acerca de como afectan a la enfermedad. Más recientemente, los científicos han comenzado a preguntarse si las variantes raras puede explicar mejor las bases genéticas de estas enfermedades.

“Sigue siendo una incognita si las variaciones raras contribuyen a trastornos complejos y relativamente comunes“, dice Jay Shendure, genetista de la Universidad de Washington en Seattle, que no participó en el estudio. “Pero estudios como éste demuestran que hay de relación en ello.”

Shiv Pillai del Colegio Médico de Harvard, en Boston, Massachusetts, y sus colegas habían encontrado previamente que la desactivación del gen SIAE en ratones conduce a una condición similar a la enfermedad autoinmune lupus eritematoso sistémico. Decidieron secuenciar el gen en seres humanos para investigar su relación con enfermedades autoinmunes, e identificaron varias versiones en personas con trastornos autoinmunes. En número significativo, aunque no definitorio, se encontraron estas variaciones genéticas en personas sanas, de vez en cuando, pero cuando los investigadores analizaron las diferentes variantes, se encontraron con que los de las personas con enfermedades autoinmunes tienden a perturbar la función de la enzima, mientras que en individuos sanos no sucede nada.

“Si se divide los resultados en cuanto a si los alelos son defectuosos o no, entonces el efecto es muy sorprendente”, dice Shendure. Los investigadores encontraron hasta nueve veces más variantes defectuosas en personas con autoinmunidad.

Shendure dice que identificar estas variantes es crucial. Pero no es un trabajo fácil.

Pillai y su grupo piensan que el SIAE y otros genes podrían, del mismo modo, impedir que las células B produjeran anticuerpos que actuaran contra el tejido del huésped. Las células B que reaccionan fuertemente a los tejidos del huésped, son generalmente destruidas en la médula ósea, pero sí se reactivan, aunque sea débilmente, pueden llegar a ser muy auto-reactivas, la puesta en escena de una reacción autoinmune. En los ratones, los investigadores encontraron, que el SIAE mantiene en jaque a ese proceso, explicando cómo las mutaciones en el gen  podrían aumentar la susceptibilidad a las enfermedades autoinmunes. Aunque el estudio, publicado en Nature no cuenta con un gran número  de pacientes observados, Pillai sospecha que existen otras muchas mutaciones en marcadores de genes que interactúan estrechamente.

“Creo que este es un papel absolutamente esencial”, dice Judy Cho,  immunogenetista de la Universidad de Yale en New Haven. “La prueba de ello”, agrega, “es que propone una hipótesis muy específicas, el papel que desempeña el ácido siálico en las enfermedades autoinmunes y que ahora se puede probar”.

El grupo de Pillai ha enfocado este estudio en una gen específico, pero asegura que los investigadores serán capaces de identificar las variantes raras de secuenciación  en el futuro y compararlos entre personas con la misma enfermedad.”Hemos estudiado un gen, pero hay otros 20.000 más sobre los que trabajar”, dice Pillai.

Pero Shendure y Cho no se sienten tan optimistas con respecto a esto, “La secuenciación del genoma podría ser un buen criterio pero, hay varios nuevos polimorfismos  en el genoma que se encuentran casi a diario”, dice Cho. “Sería como buscar una aguja en un pajar”.

Autor: Alla Katsnelson.

Enlace original: Gene linked to autoimmune diseases.

Para saber más: Genética. Enfermedades autoinmunes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s